Gratinado de papas y champiñones

Cada vez más voy en busca de recetas al horno, por muchas razones, pero principalmente porque son más sanas y porque manchas menos en la cocina.

Aunque pueda parecer una contradicción, me encantan las recetas gratinadas, pero... 


¡¡NO ME GUSTA EL QUESO!!  

Sí, no le pongo queso a nada, mi lasaña, mi pizza, etc, son sin queso...

Así y todo, me gusta tanto la visión del borboteo de los gratinados que pienso que no tengo por qué prescindir de ellos. 

He hecho mi propia versión de la receta de Nigella Lawson, de su libro "comida rápida y saludable", últimamente mi libro de cabecera. ¡¡No lleva queso, ni bechamel, ni nata y es gratinada!! Mas sana imposible y... ¡¡Mi línea lo va a agradecer!!!

Ingredientes:
  • 3 Papas medianas cortadas en rodajas finas (unos 600 gr)
  • 250 gr champiñones laminados 
  • 1 cebolla mediana en juliana 
  • 350 ml leche entera (yo utilicé desnatada)
  • 3 cucharadas soperas de vino blanco
  • 2 cucharadas soperas de mantequilla
  • 2 cucharaditas de aceite de ajo (*)
  • Perejil, sal y pimienta al gusto
(*) Como no tenía preparada, machaqué un diente de ajo, añadí aceite de oliva virgen extra y lo tuve macerando media hora y luego lo colé para sacar las dos cucharadas.
Precalentar el horno a 220º y engrasar con un poco de mantequilla una fuente de horno plana o una fuente para gratinar.

En una cazuela verter la leche y el vino, añadir las papas y llevar a ebullición, salpimentando al gusto y removiendo de vez en cuando. A los cinco minutos mantener a fuego lento. Rectificar de sal si es necesario.

Calentamos la mantequilla y el aceite en una sartén a fuego medio alto. Añadir la cebolla y saltear, no dorar, añadir los champiñones, removiendo de vez en cuando hasta que se ablanden (unos tres minutos).

Echar el contenido de la sartén a la cazuela de las papas y remover para mezclarlo todo y a continuación verter en la fuente. Añadir por encima el perejil picado, pimienta molida al gusto y un chorrito de aceite de ajo. Llevar al horno durante aproximadamente 30-40 minutos, según cada horno o hasta que esté tostado por encima. 

Como es habitual, en casa he tenido que hacer las dos versiones. A la fuente de ellos además del perejil, pimienta y aceite, añadí por encima queso parmesano recién rallado.
Como dice el título del libro, "una comida rápida y saludable", a lo que tengo que añadir que será un plato que me dará mucho juego, tanto solo como acompañando a algún asado.

¡¡Lo recomiendo!!  

A disfrutarlo!!!                                                                                                              

4 comentarios:

  1. Tengo un amigo que no soporta el queso, pero gratinado o en pizzas lo tolera...jajaj

    Magnifico plato para una cena

    Besos

    ResponderEliminar
  2. Me parece una receta deliciosa, y, como tu dices, mucho más sana que con queso o nata.
    No tardaré en hacerla.

    Muchisimas gracias por escribirme porque así he descubierto tu blog ¡enhorabuena por tu decisión! y ya verás que montón de alegrías te vas a llevar!

    ResponderEliminar
  3. Este no lo vi yo!!! ay apuntado que me parece genial para una comida con algo de carne y salsita ;)

    Besitos

    ResponderEliminar

Tu visita y comentarios me hacen muy feliz y son la esencia de este blog!!!
Por falta de tiempo no participo en premios, memes, ni cadenas, pero muchas gracias por pensar en mí!!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...