Pavlova de chocolate con muselina de avellanas

Día 15 del mes y volvemos con nueva publicación para el reto "dale1vueltaa".

En esta ocasión la anfitriona ha sido Déborah, del blog "Mi toque en la Cocina" y nos propuso hacer un postre internacional, dejando fuera a Europa.

No tenía muy claro qué país elegir en un primer momento, pero pasó poco tiempo para decantarme por  Australia y su pavlova, que es uno de mis postres preferidos.

Si ya me encanta la Pavlova tradicional, esta ni les cuento, por supuesto que no desplaza a la otra, pero ocupa un buen puesto en el escalafón.

No les hablo de la historia de este postre porque ya les hablé de ello en la publicación de la Pavlova con fresas, la tradicional, que pueden ver pinchando en el enlace.

En esta ocasión el merengue lleva cacao y el relleno es una muselina de avellanas o crema de praliné que ya usé para el París Brest, una delicia de crema. Para rematar lleva chocolate derretido, avellanas caramelizadas y chocolate rallado como decoración. Para no extenderme mucho aquí, les dejo el enlace a la receta de la crema de praliné o muselina.

Si no les apetece hacer la crema de praliné, porque lleva su tiempo, pueden preparar nata montada o una crema pastelera de chocolate.

Este postre tiene varias elaboraciones, pero si se organizan bien no resulta pesada su elaboración. De hecho, el merengue y la crema de praliné los hice el día previo al montaje. 

Es un postre divino, algo contundente, por lo que es ideal para compartir, te seguro que te hará quedar muy bien en cualquier mesa que lo presentes.

No se pierdan las propuestas de mis compañer@s de reto:

Déborah, del blog Mi toque en la cocina
Cristina, del blog Edana cuenta
Irmina, del blog El zurrón de los postres
Victoria, del blog De flores comestibles
Esther, del blog Repostería con emoción
Iván, del blog Panes con garra

La receta del merengue es de Chocolates Valor.

Ingredientes para el merengue:

  • 125 g de claras de huevo a temperatura ambiente (4 huevos más o menos)
  • 150 g de azúcar blanco extrafino (tipo Caster) o normal
  • 1 cucharadita de vinagre blanco
  • 25 g de cacao puro sin azúcar (Valor)
  • 5 g de maicena
Ingredientes para las avellanas caramelizas:
  • 50 g de avellanas tostadas
  • 25 g de azúcar
  • 5 g de agua
Montaje:
  • 2 discos de merengue
  • Crema de praliné
  • Avellanas caramelizadas 
  • Chocolate negro derretido: 50 g de chocolate negro
  • Chocolate negro rallado (rallar un poco de una tableta)
PRIMER DÍA:

PREPARACIÓN DEL MERENGUE

Precalentamos el horno a 120º, calor arriba y abajo, sin ventilador.

Dibujamos en una hoja de papel de horno dos círculos de 15 cm, con espacio entre ellos. No pegar mucho el círculo a los laterales de la bandeja. Damos la vuelta al papel y lo ponemos en la bandeja del horno. Reservamos.

Ponemos las claras en el bol de la batidora y batimos con las varillas a velocidad media, durante unos 5 minutos aproximadamente o hasta que empiecen a espumar. Es mejor batir a velocidad media de entrada para estabilizar las claras y conseguir un merengue más resistente.

A continuación echamos la mitad del azúcar, poco a poco y sin dejar de batir.

Una vez que el merengue está semi-montado, subimos la velocidad de la Kitchenaid, terminamos de añadir el azúcar, también poco a poco, y agregamos el vinagre blanco. Batimos hasta obtener un merengue firme y brillante.

De vez en cuando tomamos una porción de merengue entre los dedos y frotamos, si notamos que hay azúcar seguimos batiendo. Según el azúcar que utilicen se tardará más o menos. En total serán aproximadamente unos 10 minutos si usamos azúcar normal y un poco menos si usamos azúcar Caster.Cuando no quede rastro de azúcar al hacer la prueba de los dedos, el merengue esté brillante, denso y con las varillas podamos dejar un rastro muy visible, estará listo.

Mezclamos el cacao con la maicena, removemos y tamizamos sobre el merengue. Lo incorporamos con la espátula de silicona con movimientos envolventes.

Cuando ya tengamos el merengue unificado, vertemos la mitad del merengue en cada círculo. Con una espátula lo vamos acomodando dentro del círculo y lo extendemos de dentro hacia afuera, sin salirnos de la marca y dándoles forma redondeada. Luego hundimos un poco el centro, con la espátula, para crear un espacio más bajo donde acomodar la crema cuando montemos el postre.Ponemos la bandeja a media altura y bajamos la temperatura a 100º, sin aire, horneamos durante 1 hora y media o 1 hora y cuarenta y cinco aproximadamente. El merengue debe quedar con un tono mate, pero no tomar color.

Una vez terminado el horneado, apagamos el horno, dejamos la puerta entreabierta y mantenemos el merengue dentro hasta que esté totalmente frío y seco. Yo lo dejé toda la noche.

PREPARACIÓN DE LA CREMA DE PRALINÉ. Seguir las indicaciones del enlace, pero en esta ocasión solo haremos la mitad de la receta.

SEGUNDO DÍA: Con antelación al montaje, sacamos la crema de praliné de la nevera para que se atempere. En el caso de que esté muy dura batir enérgicamente con unas varillas hasta que se vuelva cremosa.

Sacamos los merengues del horno y reservamos.PREPARACIÓN DE LA AVELLANAS CARAMELIZADAS

Ponemos a fuego alto un cazo con el agua y el azúcar. Cuando empiece a hervir añadimos las avellanas. Mantenemos el fuego alto y seguimos removiendo hasta que el agua se haya evaporado. Tardará unos 7-8 minutos. En ese momento bajamos el fuego y seguimos removiendo. Al principio veremos que el azúcar se empieza a tostar y desde que veamos que el azúcar se ha caramelizado, vertemos inmediatamente las avellanas sobre una hoja de papel de horno o un silpat y separamos con ayuda de una cuchara de madera.

Conservar en un bote hermético, estas avellanas duran meses y las puedes usar en otros postres o con helado, haz más cantidad para guardar si quieres. 

PREPARACIÓN DEL CHOCOLATE DERRETIDO:

Para derretir el chocolate puedes hacer un baño maría o hacerlo en el microondas. En el microondas debes hacerlo a intervalos cortos, de 30 segundos en 30 segundos para que el chocolate no se queme. Después de cada intervalo lo remueves, con el calor residual se termina de derretir. 

Si optas por el baño maría, ponemos el chocolate troceado en un cuenco y este lo ponemos sobre un cazo con agua. Lo ponemos a fuego medio. Según le vaya llegando el calor al chocolate se irá derritiendo. Es importante que el agua no toque la base del cuenco. Pasamos a un bol y reservamos.MONTAJE

Troceamos toscamente algunas avellanas y otras las dejamos enteras.

Rallamos el chocolate.

Tomamos un plato/fuente, lo que más les guste para montar la Pavlova. Ponemos un poco de crema en la base y colocamos un disco de merengue.

Colocamos la mitad de la crema de praliné en el centro y con una espátula la distribuimos, añadimos avellanas troceadas, un poco de chocolate derretido y un poco de chocolate rallado.

Ponemos encima el otro disco y repetimos la operación. En este nivel puedes poner más cantidad de todo porque es la parte visible.

Solo queda hacerse un té o un café y sentarse a saborear esta maravilla. Cada cucharada te lleva al mismísimo cielo.

¡¡A disfrutarla!!

1 comentario:

  1. Buenos días Tesa. Pues feliz me has dejado a mí al ver esta espectacular Pavlova de chocolate. Sencillamente te digo, que ya me hubiera gustado probarla.
    Un beso.

    ResponderEliminar

Tu visita y comentarios me hacen muy feliz y son la esencia de este blog!!!
Por falta de tiempo no participo en premios, memes, ni cadenas, pero muchas gracias por pensar en mí!!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...