Champiñones rellenos de jamón

Es un "pecado" que estos champiñones rellenos no estén en el blog. Cada vez que los preparo me hacen la ola en casa y no tienen ninguna ciencia, son tan fáciles de hacer y quedan tan buenos que los repito una y otra vez.

Fueron fruto de la improvisación en unas Navidades en las que quería variar uno de los platos que suelo hacer como entrante. Las cantidades las he ido adaptando a mi gusto a lo largo de los años y con esta receta que les traigo es con la que me quedé y con la quedan de lujo.

Son geniales tanto como entrante o plato principal, que es como lo hemos tomado nosotros, acompañados de una ensalada sencilla. Si tienen una comida familiar en la que cada uno aporta un plato, no lo piensen más, este es ideal para ello, no solo porque su preparación requiere muy poco esfuerzo, sino porque tienen el éxito garantizado.

Ya verán que no son muchos ingredientes y los que lleva son muy básicos. Lo único que recomiendo es que escojan champiñones bien grandes, no merece la pena rellenar esos pequeñitos que vienen en bandejas, no cabe apenas relleno, así que busquen champiñones al peso, bien hermosos para que tenga un relleno adecuado.
Por otra parte, no sé cual es la ciencia exacta por la que pasa esto, pero siempre, siempre, me sobra relleno, al igual que cuando hago huevos rellenos o empanadillas, pero no me supone ningún problema ya que con el relleno sobrante hicimos unas croquetas que quedaron buenísimas y solo hubo que hacer la bechamel e incorporar este relleno sobrante, así que perfecto, hemos obtenido dos platos por uno.

¡¡Sin más, vamos con la receta!!

Ingredientes para dos personas:
  • 12 champiñones frescos bien hermosos
  • 1 cebolla
  • 1 diente de ajo grande
  • 1-2 cayenas (opcional)
  • 150 gr de jamón ibérico picado bien fino o en tacos pequeños
  • 1/2 vaso de vino blanco
  • 1 cucharada sopera rasa de harina simple
  • Perejil
  • Sal gruesa
  • Pimienta negra recién molida
  • Aceite de oliva virgen extra
Comenzamos quitando los tallos a los champiñones. Es muy fácil, solo tienen que desplazar con el dedo el tallo hacia un lado y sale entero, si queda algún trocito en el interior lo quitamos, pero no lo tiramos. Cortamos la parte final de los tallos que está más dura y las tiramos, conservando los tallos tiernos.

Limpiamos los champiñones y los tallos con una servilleta húmeda. Reservamos.

Cortamos la cebolla muy pequeñita. Trituramos el diente de ajo. Cortamos los tallos tiernos muy pequeñitos.

Ponemos al fuego una sartén con un poco de aceite, agregamos la cebolla, el ajo triturado y una pizca de sal gruesa, con moderación, porque más tarde añadiremos el jamón y puede dejar la mezcla muy salada, agregamos un poco de pimienta negra recién molida, con un par de vueltas de molinillo es suficiente y mantenemos a fuego bajo-medio para que se vaya pochando tranquilamente.

Cuando la cebolla comience a tomar color, sin dorarse, agregamos los tallos de los champiñones que tenemos troceados. Mezclamos con el resto y dejamos cocinar unos cinco minutos a fuego medio.
Disolvemos la harina en el vino con ayuda de un tenedor para que no queden grumos.

Subimos el fuego a la sartén y agregamos el vino. Una vez rompa a hervir lo dejamos unos segundos a fuego alto para que se evapore el alcohol. A continuación bajamos el fuego y seguimos cocinando unos minutos más hasta que espese la mezcla.

Añadimos el jamón y el perejil picado, removemos para que se integren con el resto. Probamos y rectificamos de sal y pimienta si es necesario y listo, ya tenemos el relleno hecho.

Por otro lado, en un caldero bajo y plano, ponemos un poco de aceite. Colocamos nuestros champiñones con la abertura hacia arriba, sin que quede ninguno montado sobre otro y que todos estén en contacto con el aceite. Ponemos la tapa y cocinamos a fuego bajo unos cinco minutos. De vez en cuando destapamos y comprobamos que no se han pegado, moviendo el caldero para soltarlos.

Si es necesario, añadir un poquito más de aceite. Esto solo es al principio, a medida que se van cocinando van soltando agua. Veremos que se forma un charquito dentro de los champiñones, así que con cuidado de no romperlos, los giramos para quitar esa agua, tapamos el caldero y cocinamos unos dos o tres minutos más.
Una vez los champiñones estén tiernos, pero ligeramente al dente, los rellenamos, presionando el relleno para que quepa más cantidad.

Decoramos con un poco de perejil picado y listos para hincarles el diente.

¡¡Qué delicia!! Es de esas cosas que no necesitan más florituras, en la sencillez está el gusto, solo necesitamos buen apetito y una copita de vino o una cerveza bien fría según la ocasión.

¡¡A disfrutarlos!

10 comentarios:

  1. Me encantan estas recetas sencillas, son doblemente buenas! Mi madre los hace parecidos pero los mete al horno con una pizca de pan rallado encima...Le contaré tu receta.
    Un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro que como los hace tu madre también quedan muy ricos, porque alguna vez he utilizado esa técnica, sobre todo cuando preparamos berenjenas rellenas.
      Me alegra que te guste
      Besoss

      Eliminar
  2. Pues si que parece sencillo de hacer. Me guardo la receta, porque de sabor seguro que está estupendo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Están mejor al natural que en las fotos, en casa son un visto y no visto, les chiflan a tod@s.
      Ya me cuentas si los haces.
      Besos

      Eliminar
  3. Qué ricos que tienen que estar, dan ganas de probarlos. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anímate y me cuentas, quedan muyyyy ricos.
      Besoss

      Eliminar
  4. Me haces unos poquitines???pienso hacerte la ola yo también :)sencillos y divinos,buenisimos Tesa,un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para ti lo que sea, a ver cuando vienes a verme.
      Mil besos hermosa

      Eliminar
  5. Te voy a tener que hacer la 🌊 🌊 🌊 yo también 😁 porque me encantan los champiñones rellenos o sin rellenar, me gustan de cualquier manera. Lo de sobrar parte del relleno también me pasa a mi pero lo has solucionado de maravilla. Buenísimos
    😘😘😘😘😘😘😘😘

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaaa, lo del sobrante en los rellenos es un misterio, pero siempre se aprovecha.
      Besos hermosa mía

      Eliminar

Tu visita y comentarios me hacen muy feliz y son la esencia de este blog!!!
Por falta de tiempo no participo en premios, memes, ni cadenas, pero muchas gracias por pensar en mí!!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...