Pizza boloñesa con champiñones y huevos de codorniz

Ya saben que mis pizzas son siempre sin queso y para mí están genial así, aunque siempre me digan que no es exactamente pizza, que para ser pizza tiene que llevar queso, aún así, para mí lo es, por la combinación de ingredientes, por el sabor, por lo que sea y no puedo llamarla coca, porque la masa de la coca es algo diferente, por lo que para mí sigue siendo pizza, además, como en casa hacemos una con queso y otra sin él, la otra parte se lleva todo el mío y tan contentos.

Conozco a mucha gente que no le gusta el tomate y no lo pone en la pizza y sí ponen queso, por lo que tampoco sería pizza. En cualquier caso, no voy a discutir, porque sé que tengo la batalla perdida. Lo que tengo claro es que la llame como la llame, queda deliciosa, a mí me encanta así, entre otras cosas porque no la conozco de otra manera. Por suerte no soy la única que no soporta el queso y como además hay muchas personas que son intolerantes a él, me gusta enseñarles las distintas variantes que preparo y que quedan tan ricas, como la que les traigo hoy, esta salsa boloñesa está para comerla a cucharadas, así que el resto de ingredientes que la componen la hace aún más exquisita si cabe.
Siempre que hago la masa, preparo cantidad suficiente para congelar para otras ocasiones, así que las cantidades reflejadas son para unas 8 pizzas, de unos 26-28 cm de diámetro y finitas, aproximadamente unos 125-150 gr por persona. Si les gustan más gruesas dividir la masa en cuatro o seis porciones. El trabajo se hace sólo una vez y a partir de ahí, descongelar la masa y prepararla no es nada, en un momento tenemos una pizza casera de chuparse los dedos.


Si nunca la han hecho, no le tengan miedo ninguno, verán que es más sencillo de lo que parece. Les aseguro que no supone ningún esfuerzo extraordinario que no puedan realizar y el resultado merece la pena.

Ingredientes para una piza:
  • 125-150 gr de masa de pizza casera (ver receta pinchando en el enlace)
  • Salsa de tomate casera (ver receta pinchando en el enlace-unas dos o tres cucharadas para cubrir la masa)
  • Salsa Boloñesa (ver receta pinchando en el enlace-unas cuatro cucharadas para cubrir la masa)
  • Champiñones frescos al gusto
  • Huevos de codorniz (en este caso 4)
  • Orégano fresco o seco al gusto
  • Aceite de oliva extra virgen
  • Aceite de guindilla (opcional)
Preparamos la masa de pizza siguiendo la receta que figura en el enlace o descongelamos la masa con antelación, como es mi caso, por los menos dos horas antes de su uso.
Precalentamos el horno a 250º.

Para hacer nuestra pizza, pasamos una porción a la mesa enharinada y con ayuda de un rodillo vamos estirando, girando la masa un cuarto, espolvoreamos con más harina y seguimos estirando y girando hasta que nos quede con un diámetro de unos 26-28 cm. Si vemos que la masa se retrae un poco al estirar, la dejamos descansar unos minutos y seguimos la operación.

Para conseguir una masa más crujiente, y no se ablande por la humedad que puedan soltar los ingredientes, la colocamos ya estirada sobre la bandeja de pizza que previamente tendremos preparada con papel de hornear o untada con aceite, la acomodamos con las yemas de los dedos hasta que cubra la superficie de la bandeja. La tapamos y dejamos reposar 15 minutos.
Mientras tanto disponemos todos los ingredientes que vamos a utilizar para luego añadirlos lo más rápido posible y no se enfríe la pizza.

Transcurridos los 15 minutos de reposo, cubrimos la masa con la salsa de tomate y horneamos en la parte baja del horno 5 minutos.

Sacamos la pizza del horno y rápidamente cubrimos con la salsa boloñesa (no hace falta decirles a los queseros que este es el momento para añadirlo), ponemos un poco de orégano seco, colocamos los champiñones, los huevos (estos huevos se hacen en nada, por lo que si les gustan bien cuajados ponerlos en este momento, en caso contrario, cuando la pizza lleve unos cuatro minutos dentro del horno, la sacamos y agregamos los huevos), agregamos un chorrito de ambos aceites y horneamos durante 8-10 minutos más, dependiendo del grosor, esta vez en la parte central del horno, hasta que esté dorada y crujiente.
Pasamos a un plato, añadimos un chorrito de  aceite de oliva, repartimos unas hojas de orégano fresco y lista para hincarle el diente.

¡¡Tremendamente sabrosa, una pizza para chuparse los dedos, con una masa fina y crujiente que es una maravilla!!

¡¡Una cervecita bien fría es el acompañamiento perfecto!!

¡¡¡A disfrutarla!!!

10 comentarios:

  1. Que rica se ve eso sí para mi con queso con extra de queso jaja aunque sin queso también la comería jaja si es que lo mío es gula jaja, por cierto me gusta mucho como se ve la masa, voy a tomar nota de ella ,quiero probarla,besos

    ResponderEliminar
  2. Con esa boloñesa no se echará de menos el queso 😊 aunque yo soy muy quesera 😊.

    ResponderEliminar
  3. Por supuesto que es una pizza pero para una amante del queso como yo se lo añado y listo, me encanta esta pizza la tengo que hacer!!
    Un besito

    ResponderEliminar
  4. Babeando me tienes desde que vi la foto en Instagram ,seguro que estaba de muerte relenta no lo siguiente por suerte mi hijo no la ha visto si no le tengo que hacer una jis jis.
    Como siempre receta y fotos son de 20 points.
    Bicos mil y feliz finde wapisimaaaaaaa.

    ResponderEliminar
  5. Como te entiendo! Y luego está cuando vas al sitio italiano y preguntas eso de "me podéis hacer la pizza a medida? Genial! quiero una florentina (o marinara, o capricciosa...) SIN QUESO" y el camarero te pone cara de "disculpe, señora... ha dicho... sin queso?" Ajs. Aunque fue mejor una vez que pedí una pizza vegana (por el queso vegano) con jamón y el camarero, criaturilla, me vino a explicar que el jamón no es vegano xD xD xD

    Me voy a hacer un cartel de "intolerante a la lactosa y a las impertinencias" y me lo colgaré del cuello cuando vaya a cenar fuera xD

    ResponderEliminar
  6. Hola linda canariona! pues a mí sí me parece que sea pizza claro que sí!cada uno pone sus normas con queso con tomate ecétera...me encanta la pinta que tiene y me chifla como siempre tú menaje un besazo!

    ResponderEliminar
  7. Yo,Tere,solo haria un cambio y un añadido:setas y queso(mozarella a poder ser...jajaja!!!)...y lo de los huevos de codorniz no se me habia ocurrido...Te lo robo!!!!jajajajaja!!!!

    ResponderEliminar
  8. Pues yo pensé que lo de la pizza es más libre, quiero decir, que independiente lo que lleve se llama pizza, tanto si te lleva queso como si no, o tomate, pero me temo que eso es parecido a la paella, unos dicen que no lleva cebolla otros sí, jajajajaja, lo importante es que te guste, y a mi tu versión me ha encantado, y las caseras son más deliciosas, sobre todo si la compañía es la tuya, jeje.
    Besos guapa

    ResponderEliminar
  9. Son mis favoritas!! Te ahorras tiempo y ganas en sabor con la boloñesa!!

    Un abrazo y mucha buena vibra!!

    ResponderEliminar

Tu visita y comentarios me hacen muy feliz y son la esencia de este blog!!!
Por falta de tiempo no participo en premios, memes, ni cadenas, pero muchas gracias por pensar en mí!!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...