Pan Naan

El pan Naan o tandoori roti es un pan plano elaborado normalmente con harina de trigo y cocinado en hornos tandoor (Tandur). Es un horno con forma elíptica cuya temperatura puede alcanzar los 400ª. Los panes se cocinan pegados en las paredes del horno.

Se consume en varias regiones de Asia central y Asia del Sur. Su origen se remonta al antiguo Egipto y parece ser que era una de las primeras formas de cocinar pan, por su sencillez. 

Normalmente el pan Naan que se vende en comercios especializados tiene muy poca caducidad y en poco tiempo se pone duro, por lo que hace mucho tiempo que quiero hacerlo en casa y que ocupe su lugar en el blog.

Los ingredientes empleados son muy simples. Su elaboración no es nada complicada, apenas requiere de amasado y además se cocina en una sartén, más fácil imposible. 

Hay muchas variedades de este pan, el Naan de ajo, el Paneer Naan, el Keema Naan, el Peshwari Naan o el Kashmiri Naan. 

El que haremos hoy es un pan básico, el que más me gusta para que no resalte su sabor sobre ninguna preparación. A modo de decoración he añadido un poco de perejil picado y semillas de comino. 

El resultado es un pan delicioso, muy esponjoso, se los recomiendo, una vez que lo hagan, verán que no hay color, en serio, es como el día y la noche y para una persona como yo que siente debilidad por esa cocina especiada, llena de sabor y ricas salsas es imprescindible un pan en condiciones para acompañarlas.¡¡Vamos con la receta!!

Fuente : Pimienta dulce blog

Ingredientes para 8 panes:

  • 325 g harina de trigo panificable (media fuerza) 
  • 50 g de harina de trigo integral
  • 50 g de leche entera
  • 125 g de agua
  • 75 g de yogur natural o tipo griego (sin azúcar)
  • 5 g de sal
  • 3 g de levadura seca (8 g de levadura fresca)
  • Mantequilla, Ghee o aceite para estirar la masa

* si quieres hacerlo con masa madre en lugar de levadura, sustituye 50 g de agua y 50 g de harina de la receta por 100 g de masa madre al 100% de hidratación.

Primero que nada, comentar que si no tienen o no consiguen harina de media fuerza, utilicen harina de panadería normal bajando un poco la hidratación de la masa.

Ponemos todos los ingredientes en el bol de la Kitchenaid. Amasamos con el gancho a velocidad media hasta que veamos que la masa ha tomado cuerpo. Seguimos amasando hasta que la masa se despegue de las paredes del bol y se quede casi por completo en el gancho.

Si no tienes KA o robot, puedes hacerlo a mano. Pon todos los ingredientes en un bol, mezcla y amasa hasta que la masa tenga cuerpo. Llevará un ratito, para hacer el amasado más fácil puedes hacer amasados de dos minutos y reposos de cinco minutos. Es conveniente tapar la masa en cada reposo para que no se seque.

El resultado es una masa hidratada que se pegará un poco a las manos. Pon un poco de aceite en las manos para manipularla.

Pasamos la masa a un bol limpio, tapamos con film transparente y dejamos levar a temperatura ambiente hasta que doble su volumen.

En este momento podemos llevarla a la nevera hasta el día siguiente. Yo lo hice así porque me surgió un contratiempo y no podía trabajarla de seguido.

Al día siguiente la sacamos de la nevera y la dejamos atemperar un ratito, en mi caso hacía calor y la tuve 15 minutos.Pasamos la masa a la encimera engrasada con un poco de aceite y aplastamos con las yemas de los dedos para quitar las burbujas.Pesamos la pieza y dividimos en 8 partes iguales.

Con cada porción formamos una bolita. Las dejamos reposar 1/2 hora, tapadas con un paño o plástico.

Engrasamos la encimera y el rodillo. Tomamos una bolita y estiramos hasta que tengan unos 3 mm de grosor. Procedemos igual con las 7 restantes. Es importante que la masa tenga un poco de grasa porque así no será necesario añadirla para cocinarlas. 

Si vas a añadir semillas o hierbas, hazlo en este momento. Las espolvoreas por la superficie y pasas el rodillo para que queden fijadas.

Ponemos una sartén al fuego y cuando esté bien caliente colocamos con cuidado una de las masas y cocinamos durante un minuto por cada lado aproximadamente. Se hacen rápido pero tampoco queremos que queden crudos.

Según vayan saliendo del fuego pincelamos cada Naan con un poco de Ghee o mantequilla derretida.

Y ya los podemos servir, me gusta tomarlos recién hechos porque están de vicio, pero aguantan bien varios días.

¡¡A disfrutarlos!!

6 comentarios:

  1. Casero es un pan muy rico y aromático aun siendo natural y de sabor neutro. Lo preparo a menudo y siempre tiene mucho éxito. Eso si, no dura jajaja
    Besos,
    Palmira

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaaa, no dura nada, lo comemos el mismo día que lo hacemos.
      Es una maravilla este pan.
      Besos preciosa

      Eliminar
  2. É um pão que gosto muito e nem é dificil de fazer.
    Esses ficaram, perfeios.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola guapa
      Sí son muy fáciles de hacer y quedan tan ricos verdad)
      Besossss

      Eliminar
  3. En casa nos encanta el pan Naan, siempre que podemos hacemos una buena cantidad, y siempre tenemos algún trocito por ahí. Acompaña genial en cualquier comida, y si ya nos pones delante un plato hindú, ¡apaga y vámonos!
    Te han quedado fantásticos!

    ResponderEliminar
  4. Es un pan delicioso y con la comida hindú, ummm, ya es la pera poder acompañarla con tu propio pan, queda muy rico.
    Besosss

    ResponderEliminar

Tu visita y comentarios me hacen muy feliz y son la esencia de este blog!!!
Por falta de tiempo no participo en premios, memes, ni cadenas, pero muchas gracias por pensar en mí!!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...