Pitas rellenas de mini albóndigas, vegetales y salsa tzatziki

Estas pitas rellenas de albondiguitas, vegetales y bañadas en salsa tzatziki están para morirse de buenas. Han sido un éxito y ya les adelanto que las repetiremos, nos han encantado.

Ya sabemos que hacer albóndigas no es algo rápido, pero les aseguro que merece la pena cada minuto empleado. El aderezo que llevan las convierten en un bocado absolutamente irresistible, quedan divinas y si te descuidas las comes como pipas.

En cuanto a la salsa, qué les voy a decir que no sepan, es tan refrescante y deliciosa que la tomaría a cucharadas.

Esta salsa de origen griego suele tomarse con pan de pita o como acompañamiento de platos de carne, principalmente con pollo. Está presente en platos griegos como las pitas, los dolmades (hojas de parra rellenas de arroz y otros ingredientes), la taramosalata o los gyros, similares a los kebab.
Si les gusta tanto como a mí, hagan más cantidad porque se conserva muy bien en la nevera y tendrán para unos cuantos días.

¡¡Vamos a por la receta!!

Ingredientes para 2-3 personas:

Para las albóndigas:
  • 500 gr. de carne de ternera
  • 1/2 cebolla
  • 3 dientes de ajo
  • 1/2 ramillete de cilantro fresco
  • 1/2 ramillete de perejil fresco
  • 1/2 cucharada de menta o hierbabuena fresca
  • 1 cucharada de comino en polvo
  • Una pizca de canela en polvo
  • 1 cucharada de sésamo tostado y el necesario para rebozar las albóndigas
  • 1/2 cucharada de copos de guindilla (opcional)
  • Una pizca de pimienta negra molida
  • Sal
  • Una pizca de pimentón
  • 3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
Ingredientes para la salsa:
  • 1 yogurt natural (tipo griego)
  • 1/2 pepino
  • 1 diente de ajo
  • El zumo de 1/2 limón
  • 3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • Hojas de menta o hierbabuena fresca
  • Sal
  • Pimienta negra recién molida
Para el montaje:
  • 6 panes de pita
  • Las albóndigas que hemos hecho
  • 1/4 de cebolla roja
  • Unos cogollos de lechuga
  • 1 tomate 
  • Salsa tzatziki
Ponemos en un bol la carne molida junto con la cebolla picada muy fina, los dientes de ajos triturados, el cilantro, la menta y el perejil, todo ello previamente picado. A continuación añadiremos el comino, la canela, el sésamo y los copos de guindilla. Salpimentamos, incorporamos el pimentón y el aceite de oliva.

Mezclamos bien todos los ingredientes, cubrimos con papel film y dejamos reposar al menos una hora en la nevera. Cuanto más tiempo repose, más se acentuarán los sabores.

Tras el tiempo de reposo, nos untamos las manos con un poco de aceite y cogiendo la carne con una cucharadita de café, hacemos las bolitas de tal forma que no tenga más de 2,5 cm de diámetro cada una, las queremos pequeñitas.

Ponemos una sartén con un poco de aceite a fuego alto y preparamos un plato con sésamo tostado para rebozar las albóndigas.
Freímos las albóndigas y les vamos dando vueltas para que se hagan de manera pareja. A medida que las sacamos de la sartén las rebozamos en el sésamo, procurando que éste se adhiera a las albóndigas y las pasamos a otro plato. Reservamos.

Para hacer la salsa, partimos el pepino por la mitad, de manera longitudinal y, ayudándonos de una cucharilla, le quitamos las pepitas que tienen en el centro, rallamos el pepino y lo escurrimos muy bien para quitarle el exceso de líquido y reservamos.

A continuación, picamos las hojas de menta o hierbabuena y trituramos el diente de ajo.

Vertemos el yogurt en un bol, añadimos el pepino, las hojas de menta o hierbabuena, el ajo, la sal, la pimienta, el zumo de limón, el aceite de oliva virgen y mezclamos todo bien. Reservamos en la nevera si no la vamos a usar de inmediato.
Partimos el tomate por la mitad, retiramos la parte de las semillas y cortamos en juliana.

Cortamos la cebolla roja y los cogollos de lechuga en juliana.

Posteriormente, tostaremos el pan de pita en una tostadora y le cortamos la parte superior (el corte suele venir marcado por una línea de puntos).

Solo nos queda rellenar nuestras pitas en la cantidad y en el orden que quieran, añadiendo las albóndigas, los vegetales y la salsa. Espolvoreamos un poco de cilantro picado por encima y listas para hincarles el diente.

¡¡Una maravilla que no pueden perderse!!

¡¡A disfrutarlas!!

4 comentarios:

  1. Gosto de almondegas , assim no pão pita nunca comi mas confesso que fiquei com muita vontade de provar.
    Boa semana

    ResponderEliminar
  2. jo qué bueno todo, me encantaaaaaaaaaaaaaaaaa, te lo cambio por unos trozos de pizza casera, para tí sin queso, sí jjaaja, un besazo

    ResponderEliminar
  3. ¡Qué ricas! Con lo que me gusta el tzaziki, no dejaría ni una miga :)

    ResponderEliminar
  4. Qué maravilla!!
    Me llevo estas pitas ;)

    Besos

    ResponderEliminar

Tu visita y comentarios me hacen muy feliz y son la esencia de este blog!!!
Por falta de tiempo no participo en premios, memes, ni cadenas, pero muchas gracias por pensar en mí!!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...