Kringle Estonia

¡¡Cómo pasa el tiempo!! Ya estamos en diciembre, me parece mentira, se me han pasado los meses volando. Nos ha tocado vivir un año complicado, estresante, por lo que mi cuerpo me pide rodearme de cosas bonitas que me alegren la vista y el alma, hasta he puesto el árbol de navidad, que llevaba seis años sin hacerlo y mientras tanto solo pienso en que mi hija pueda viajar para estar con nosotros. 

Para hacer más llevadero este mes, espero poder traerles cosas ricas, que nos hagan sentir mejor, así que entramos en modo Navidad con esta deliciosa receta. Hacía mucho tiempo que la tenía en pendientes y por una cosa u otra no veía la luz en el blog, ya que normalmente se prepara en estas fechas y teniendo en cuenta que tenemos menos de un mes para publicar recetas navideñas pues alguna se queda fuera y hay que esperar al siguiente año, pero ya está aquí, y me queda una menos en el tintero.

El Kringle Estonia por su nombre puede parecer que es originario de Estonia, pero no, proviene de los países escandinavos. Su nombre proviene de la palabra kringla, que en nórdico antiguo significa anillo o círculo. Se prepara tradicionalmente en estas fiestas navideñas, pero también en ocasiones especiales a lo largo del año.

Es un pastel/bollo tipo brioche, al que inicialmente se le da forma de trenza y se finaliza en forma de corona. Es una masa deliciosa que combinada con la canela y las nueces se convierte en un manjar exquisito. Este es el relleno tradicional, pero se puede rellenar con lo que más les guste, ya sea Nutella, frutas escarchadas, pepitas de chocolate, etc. Se suele presentar tal cual o decorado con un glaseado o con azúcar glass. Yo lo he decorado con un poco de ambas. El bollo no es muy dulce, lo que me parece genial, porque ya queda suficientemente endulzado con el azúcar del relleno como con el de la decoración. 

Con todos estos ingredientes, el resultado tiene que ser maravilloso sí o sí, ya que esta combinación de sabores nunca falla. La receta no es complicada, la masa es fácil de trabajar y de formar dado que no está muy hidratada, solo aconsejo respetar las fermentaciones y darle tiempo a que doble su volumen para obtener un bollo estupendo.¡¡Vamos a meter las manos en la masa!!

Fuente: Sweet & Sour

Ingredientes para la masa:

  • 300 g de harina de fuerza
  • 5 g de levadura seca (15 g de levadura fresca)
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 120 ml de leche entera (un poco más si es necesario)
  • 30 ml de azúcar invertido (se puede sustituir por miel o azúcar)
  • 1 yema de huevo
  • 30 g de mantequilla sin sal 

Ingredientes para el relleno:

  • 50 g de mantequilla sin sal (punto pomada)
  • 60 g de azúcar moreno
  • 2 cucharas de canela en polvo
  • 75 g de nueces

Ingredientes para el glaseado:

  • 20 g de una clara de huevo
  • 1 cucharada de zumo de limón
  • 60 g de azúcar glass (aproximadamente)

Pesamos y medimos todos los ingredientes, incluso los del relleno, dado que la mantequilla del relleno tiene que estar bien blanda en el momento de usar.Tamizamos la harina. Los ingredientes deben estar a temperatura ambiente, salvo la leche que la calentamos ligeramente, con un minuto en el microondas es suficiente.

Ponemos en el bol de la KitchenAid la harina tamizada junto con la levadura, la sal y el azúcar, en caso de utilizarla. Mezclamos con la pala a velocidad 1.

Con el motor en marcha añadimos los ingredientes líquidos: leche, azúcar invertido o miel y la yema de huevo.

Seguimos mezclando hasta obtener una masa con textura de miga dura. Es normal dada la poca cantidad de ingredientes líquidos.

Sin parar la máquina añadimos la mantequilla en trocitos, poco a poco, no añadimos más hasta que la anterior se haya integrado. Obtendremos una masa dura.

Quitamos la pala y colocamos el gancho amasador. Con la máquina al 1-2 amasamos durante unos 12 minutos o hasta que la masa se quede en el gancho, y tenga una textura elástica, lisa y suave. En este punto tengo que decir que dependiendo de la fuerza de la harina utilizada igual necesitas añadir más leche hasta obtener una masa manejable.

Le damos forma de bola a la masa. La colocamos en un bol aceitado, la tapamos y dejamos levar hasta que doble su volumen, entre 1-2 horas, dependiendo de la temperatura ambiente. Si hace mucho frío se puede meter dentro del horno con la luz encendida. Si tu horno no tiene luz puedes poner un bol con agua caliente al lado del bol de la masa, cuando se enfríe vuelves a calentarla.Mientras tanto, preparamos el relleno. Ponemos el azúcar, la mantequilla y la canela en un bol, mezclamos bien y reservamos.

Ponemos una hoja de papel a la bandeja de horno y reservamos.

Pasamos la masa a la encimera previamente enharinada, desgasificamos presionando con las yemas de los dedos. Extendemos la masa con ayuda de un rodillo hasta obtener un rectángulo de 50x40 cm aproximadamente.

Repartimos el relleno por toda la superficie de la masa sin llegar a los bordes y añadimos las nueces troceadas.

Enrollamos por la parte más larga del rectángulo hasta completar, quedando la forma de un cilindro. Lo pasamos a la bandeja del horno que tenemos preparada.

Con un cuchillo vamos a dividir en dos el cilindro formado. Comenzamos a cortar a unos dos centímetros del extremo y a lo largo de todo el cilindro.

Ponemos boca arriba los dos extremos y comenzamos a trenzar con cuidado, sin deformarlos. A continuación unimos los dos extremos para formar la corona, procurando que uno quede enlazado con el otro y bien unidos. Si hace falta, humedecer un poco la masa. Tapamos la corona con un paño y dejamos levar en un lugar templado, sin corrientes, hasta que doble su volumen. Pueden utilizar el horno como comenté antes.Precalentamos el horno a 180º, calor arriba y abajo.

Horneamos en la posición central durante unos 20-25 minutos. A partir de los 15 minutos vigilar para que no se queme. Si hace falta cubrir el bollo con papel.

Mientras tanto preparamos el glaseado. Ponemos todos los ingredientes en un bol y con ayuda de unas varillas o un tenedor mezclamos. Reservamos.

Una vez listo pasamos el Kringle a una rejilla y dejamos enfriar completamente antes de comerlo, es difícil, lo sé, sobre todo porque llevas un rato con ese olor a canela en el ambiente que dan ganas de dar bocados al aire.

Una vez frío lo pueden comer tal cual, glasearlo total o parcialmente o simplemente echarle azúcar glass, como gusten, sea como sea estará riquísimo.

Nos ha encantado y viendo lo sencillo que resulta haré alguno más antes de que llegue la Navidad, ufff, cómo llegaré... 

Prueben y verán que no exagero, encontrarte esos trocitos de nueces con el sabor a canela en cada mordisco es un placer absoluto.

¡¡A disfrutarlo!!

8 comentarios:

  1. Te ha quedado precioso! Es una obra de arte, anda que no tiene darte pena hincarle el diente!
    Besos,
    Palmira

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ayyy preciosa, disculpa por no contestar antes, no he parado este mes, estoy agotada.
      Te lo recomiendo si no lo has hecho, es una delicia de las grandes y sí, es tan bonito que da pena cortarlo, pero ese momento pasa rápido en cuanto lo hueles y le hincas el diente.
      Besos

      Eliminar
  2. Por aqui já cheira a Natal, ficou tão linda.
    A fatia esta uma verdadeira tentação.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola mi niña guapa. Sí que es precioso y desde que se está horneando ya huele de maravilla, ese olor invade la cocina, me encanta y no te digo una vez que lo sacas, estás deseando que enfríe.
      Te lo recomiendo
      Besos

      Eliminar
  3. Lleva años muy de moda, yo creo que tiene que ser exquisito, y aquí me ves, sin hacerlo todavía, con lo que me gustan este tipo de recetas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siii, hace mucho que lo tengo en pendientes y al final he podido hacerlo. Es una maravilla, un sabor increíble y te va a encantar. Ya me cuentas si lo haces.
      Besos

      Eliminar
  4. hola guapa!! lo primero decirte que me ha chiflado esta receta, y queda tan bonito el interior con las nueces y la canela...la forma es preciosa, te ha quedado fantástica, nunca lo he probado pero todos estos dulces navideños tipicos de europa me parecen una pasada. Las fotos ya ni lo digo pero es que son simplemente maravillosas, trasmiten calidad y hogar, calor. Me encantan. Deseo de todo corazón que tu hija pueda reunirse con vosotros, ojalá que sí. Y tienes razón, yo también llevo años sin poner el arbol y aunque este tampoco lo pongo (es por pereza jajaj) he adornado la casa muy navideña, superaremos esto y más :) un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola mi niña guapa. Estás tardando en hacerla, sé que te va a encantar, es una auténtica delicia.
      Gracias por los piropos que siempre me echas, eres un amor.
      Al final mi hija pudo venir y pasamos unos días fabulosos.
      Claro que lo superaremos, me alegra mucho leerte.
      Mil besos

      Eliminar

Tu visita y comentarios me hacen muy feliz y son la esencia de este blog!!!
Por falta de tiempo no participo en premios, memes, ni cadenas, pero muchas gracias por pensar en mí!!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...