Espaguetis con albóndigas y salsa de tomate rápida

La primera vez que vi esta pasta con albóndigas fue viendo con mi hija la película de Disney "La dama y el vagabundo". En una cita de lo más romántico, Dama y Golfo tomaban este plato en la trasera de un restaurante italiano, a la luz de una vela, tan tiernos...

Siempre me sorprendió la combinación, pero teniendo en cuenta que tanto la pasta como las albóndigas por separado son una ricura, juntas tenían que estar de escándalo.

Desde entonces la tengo en mente, y mira que ha llovido..., pero por una cosa u otra hasta hora no la había preparado. A veces tienes tantos recetas en pendientes que la lista sube y sube y no hay días en la vida para hacerlas todas, ¿supongo que les pasa a tod@ verdad?, así que por fin está aquí y ocupa su lugar en el blog.
Para esta receta me he inspirado en Jamie Oliver. Tiene una receta con el conjunto, pero no me terminaba de convencer. Así que la salsa de tomate rápida la he tomado de un libro y las albóndiguitas de otro.

La salsa de tomate es una salsa rápida, para esos días que no andamos con mucho tiempo. "Al llevar menos tiempo de cocción el sabor no es tan intenso como el de la salsa tradicional, lo que la hace más ligera, más delicada y con un aroma más fragante", según palabras de Jamie. Y tiene razón, no tiene tanta intensidad, pero para lo rápido que se hace queda muy buena y muy perfumada por la albahaca. Si quieres hacer la salsa de tomate tradicional, sigue el enlace.

Las albóndigas apenas las he tuneado, solo he sustituido el perejil que llevaba la receta por albahaca. Si quieres ver mi receta de albóndigas en salsa, sigue el enlace y verás que le doy mi toque con un poco de canela, ummm, son una auténtica delicia.

Tanto la salsa como las albóndigas las puedes tener hechas el día antes, así cuando llegues a casa desfallecid@, solo tienes que hervir la pasta, calentar el resto y listo.

Es una receta sencilla, fácil y además económica, al alcance de todo el mundo.
Ingredientes para 2 personas:
  • 150 gr de espaguetis
  • Sal
  • Albóndigas
  • Salsa de tomate
Para las albóndigas:
  • 250 gr de carne de ternera molida
  • 100 gr de cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • 1 yema de huevo
  • 1 cucharada de pan rallado
  • Sal gruesa
  • Pimienta negra recién molida
  • 1 cucharadita de copos de guindilla o 1 cayena (opcional)
  • Unas hojas de albahaca fresca
  • Aceite de oliva virgen extra
Para la salsa:
  • 500 gr de tomates frescos maduros
  • 2 dientes de ajo
  • 1 guindilla (opcional)
  • Sal gruesa
  • Pimienta negra recién molida
  • 1 cucharadita de pimentón dulce
  • 1/2 ramillete de albahaca fresca
  • Aceite de oliva virgen extra
  • 1 pizca de azúcar si fuera necesario.
Comenzamos cortando la cebolla bien pequeña. Trituramos los dientes de ajo una vez quitado el germen.

En una sartén, ponemos un poco de aceite, cuando esté caliente añadimos la cebolla. Dejamos hacer a fuego medio-bajo, cuando empiece a transparentar añadimos el ajo triturado. Removemos y dejamos hacer hasta que el ajo empiece a tomar color y la cebolla esté blandita. Retiramos a un plato y dejamos enfriar.

Para la salsa, lavamos los tomates, cortamos a la mitad, quitamos la base del tallo y la parte central blanca y dura. Troceamos, cuanto más pequeños antes se hará la salsa.

Trituramos los 2 dientes de ajo, quitando previamente el germen.

Ponemos una sartén a fuego medio con un poco de aceite, cuando esté caliente añadimos el ajo triturado, removemos y antes de que empiece a tomar color añadimos los tomates, la guindilla, sal y pimienta al gusto. Removemos, bajamos el fuego y dejamos cocer 10-15 minutos. Probamos y rectificamos de sal y/o pimienta si es necesario. Al final añadimos la mayoría de la albahaca troceada, reservando un poco para decorar, removemos y dejamos al fuego un par de minutos más. Si notas que está ácida puedes añadir una pizca de azúcar, pero no la queremos dulce.
Pasamos la salsa por el pasapuré y reservamos.

Ponemos la carne en un bol, agregamos la cebolla y ajo que tenemos reservado, la yema de huevo, el pan rallado, un poco de sal, pimienta negra al gusto y los copos de guindilla. Mezclamos bien hasta que no haya grumos y con ayuda de una cuchara sopera tomamos porciones y formamos albóndiguitas, con estas cantidades salen unas 14. Las ponemos en una fuente plana, tapamos con film transparente y llevamos a la nevera unos 20 minutos para que se endurezcan y conserven la forma al freírlas.

Si tienes prisa puedes saltarte el paso de llevarlas a la nevera, se abrirán un poco al freírlas pero no se acaba el mundo por ello y lo que importa realmente es el sabor.

Ponemos la salsa en un sartén grande a fuego mínimo.

Freímos las albóndigas. Las vamos girando para que tomen color de manera uniforme. Las pasamos a un plato con papel absorbente y de ahí a la salsa. Mezclamos todo.
Ponemos agua abundante en un caldero grande. Cuando rompa a hervir, añadimos un puñadito de sal y seguidamente añadimos los espaguetis. Dejamos cocer siguiendo las indicaciones del fabricante.

Una vez lista la pasta, escurrimos y pasamos a la sartén, le damos un par de vueltas, emplatamos, agregamos un poco de albahaca picada y comemos de inmediato. Reservar un poco del agua de la cocción cuando escurramos la pasta siempre viene bien si vemos que la salsa está muy espesa, tiempo de tirarla siempre hay.

Si eres amante del queso, puedes añadir el que más te guste. A mí sin él me parecen perfectas.

Solo nos queda disfrutar de estos manjares y si los acompañamos con una copa de vino, mejor que mejor.

¡¡A disfrutarlos!!

8 comentarios:

  1. es un plato que yo no he hecho nunca pero seguro que tiene que estar riquísimo

    ResponderEliminar
  2. Hola tesoro, vengo a ver la receta que tantas veces hago en casa y que nos encanta jajaja, si es que la peli creo que la hemos visto todos con nuestros hijos y a ellos les hacía tanta ilusión comer lo mismo que sus personajes.
    Es una receta muy socorrida he de decirte que no la hago adrede, la hago cuando hago albóndigas con idea de que sobren jajaja y por cierto aunque en esta no, yo también les pongo canela la mayor parte de las veces.
    Bueno me llevo mi platito de esta receta de película.
    Un besazo

    ResponderEliminar
  3. Creo que a los que tenemos tenemos hijos nos ha pasado lo mismo que hemos descubierto esta pasta viendo la Dama y el Bagabundo ,te ha quedado un plato de relujo ademas de estar de rexupete.
    Bicos mil y feliz finde wapa.

    ResponderEliminar
  4. Ay Teresa, parece que estamos comunicadas jeje, ya te lo dije el otro día, el día anterior a que tú publicaras este rico plato, yo las hice en casa. Nunca lo había hecho, y como tú, lo había visto muchas veces pero no me había puesto con ello. El otro dia, tenía albóndigas hechas congeladas y salsa de tomate congelada, y como a la peque le encantan los espaguetis dije voy a juntarlo todo a ver que tal, y la verdad que estaba muy rico, y seguro que lo repito otro día jeje.
    Por cierto, como siempre, muy bonitas tus fotos, cuando sea grande quiero ser como tú jejeje.
    Un besote

    ResponderEliminar
  5. ¡Todo un platazo! Yo preparo una de Jamie Oliver donde las albóndigas se hacen con salchichas frescas y está para chuparse los dedos :)

    ResponderEliminar
  6. Quçe plato tan rico y qué fotos tan bonitas Teresa.
    Bss

    ResponderEliminar
  7. Tesa, una fotos preciosas y el plato sencillo y resultón, le gusta a todo el mundo...cuando veo un plato así es inevitable recordar la escena de la peli, jijii...
    ¡Feliz miércoles!

    ResponderEliminar
  8. Ummmm..Qué bueno es un rico y contundente plato de espaguetis. Pocas cosas hay mejores. A mí la pasta me encanta, y más un clásico como este =)
    De rechupete!!
    Un besazo!

    ResponderEliminar

Tu visita y comentarios me hacen muy feliz y son la esencia de este blog!!!
Por falta de tiempo no participo en premios, memes, ni cadenas, pero muchas gracias por pensar en mí!!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...