Salsa Boloñesa tradicional

No podía faltar en este blog una salsa tan estupenda y deliciosa como es la boloñesa, está para comerla a cucharadas de lo buena que sale.

Nada tiene que ver con la que nos hacía mi madre de pequeños, de hecho ni la llamábamos boloñesa, eso vino más tarde; en esa época era salsa de tomate con carne, sin complicaciones, ni florituras. Además mi madre usaba una carne enlatada, de aquellas que tenían una llave muy singular pegada en un lateral y que maldecías cuando por alguna razón no venía pegada a la lata, podía ser que se hubiese caído o que alguien la quitara de la lata, sin más, como poco te hacía sospechar.

Cuando empecé a meterme en la cocina y sobre todo, a comer fuera de casa, fui descubriendo sabores que incorporé poco a poco a los platos tradicionales de mi madre, porque a mi gusto quedaban más sabrosos (al de ella no), sin embargo otros los hago tal cual y no salen, condenados..., lo que es la mano de cada persona.

Mi primera salsa boloñesa desde luego no llevaba carne de lata, era una salsa de tomate con pimiento y ajo con carne fresca molida. No usaba apio porque no era un ingrediente habitual en casa, cosa que ha cambiado con los años. Otra cosa que no usaba es la zanahoria, no porque no me gustara, sino porque en casa no solíamos incorporarlo a las salsas de tomate, por lo que la salsa actual varía considerablemente con la de mis inicios, que era muy rica, pero diferente.
Tengo que reconocer que la salsa gana mucho al añadir apio y zanahoria, la combinación de todos los ingredientes no puede sino resultar exquisita.
Después de visitar muchas páginas por internet para documentar la entrada me he encontrado con datos curiosos.

Es obvio que es un plato tradicional italiano, de la región Emilia Romaña y concretamente de Bologna, sin embargo su origen es francés, el tan conocido "ragôut" y fueron los antiguos romanos quienes lo llevaron a Italia, por lo que es evidente que en esa época no llevaba tomate. Evolucionó, como todo, hasta la receta que hacen los italianos actualmente.

En Italia, la llaman "ragú alla bolognese". Lo que me ha llamado la atención es que en Italia no se toma nunca con espaguetis, no existe tal combinación y de hecho para ellos es un sacrilegio hacerla así (que mal han hecho algunos restaurantes extranjeros establecidos en este país). De verdad que es de esas cosas que das por hecho, pero no, se toman con tagliatelle, papardelle o con placas de pasta para lasaña.

Otra cosa curiosa es que hay una receta más moderna publicada por la "Accademia Italiana della cucina" que lleva leche y que particularmente no voy a usar, porque no entiendo la leche en esta salsa.

Normalmente se hace con carne de ternera, aunque puede usarse una combinación de ternera y cerdo a partes iguales. Sobra decir que la calidad de la carne es fundamental, mejor pedir la que más nos guste y que el carnicero la pique al momento que comprarla envasada, no hay color. Hay quien introduce panceta, mantequilla o canela, pero a mi no me gustan en esta receta. Le añado pimiento y ajo porque me gustan, pero se supone que no lo lleva.

Así que esta es mi versión de la salsa boloñesa, muy cerca de la tradicional italiana, pero con algunos cambios.
Con las cantidades que indico, comen perfectamente seis personas. Una buena opción es congelar la que no vamos a usar y tenerla lista para otra ocasión.

¡¡Vamos con la receta!!

Ingredientes:
  • 500 gr de carne de ternera
  • 2 zanahorias
  • 3 ramas de apio
  • 1 cebolla blanca
  • 1/2 cebolla roja
  • 1/2 pimiento verde
  • 2 dientes de ajo
  • Aceite de oliva virgen extra
  • 2 cucharadas soperas de concentrado de tomate (si no lo tienen no pasa nada)
  • 1 clavo de olor (hay que retirarlo después) o, en mi caso, una pizca de clavo molido
  • Sal gruesa
  • Pimienta negra recién molida
  • 1 poquito de nuez moscada recién rallada
  • 500 gr de tomates frescos o 1 bote de 400 gr de tomate triturado
  • Orégano fresco o seco
Comenzamos picando la zanahoria, el apio, las cebollas, el pimiento y los ajos en dados muy pequeños.

En una cazuela plana grande, ponemos aceite, añadimos la verdura picada y una pizca de sal gruesa, rehogamos a fuego medio durante unos 15 minutos aproximadamente, vigilamos y removemos de vez en cuando.

Mientras tanto, rallamos los tomates, si los usan frescos, reservamos.

Subimos el fuego al máximo y añadimos la carne picada, deshacemos con una cuchara de madera y mezclamos con el resto. Debe dorarse y sellarse, si la hacemos a fuego bajo soltará agua, se cuece y no lo queremos. Removemos constantemente.

Cuando la carne haya perdido el color rojo, bajamos el fuego, añadimos la pizca de clavo molido, el tomate concentrado, otro poco de sal gruesa, la pimienta negra y nuez moscada al gusto, removemos todo. Agregamos el tomate rallado o triturado, volvemos a remover y tapamos, mantenemos a fuego bajo (aproximadamente unos 45 minutos) hasta que veamos que la salsa ha espesado. Probamos y rectificamos de sal o pimienta si es necesario.
Una vez terminada, añadimos orégano fresco picado, removemos y lista para servir.

Tiene que quedar melosa, que se note la salsa sin estar encharcada y no predomine excesivamente la carne. Si les queda seca, añadir un poco de caldo o agua y poner al fuego unos minutos más. Al enfriar espesa, sobre todo si la congelamos, por lo que cuando vayamos a usarla después de congelarla y una vez descongelada la ponemos en una sartén grande, añadimos un poco de agua de la cocción de la pasta, vertemos la pasta colada en la sartén y mezclamos hasta que quede la pasta impregnada.

Merece la pena invertir un poco de nuestro tiempo en hacer esta salsa, como lo casero no hay nada.
Es perfecta para cualquier preparación, tanto si hacemos pasta, lasaña o queremos rellenar berenjenas, calabacines o pimientos. Es un fondo de congelador estupendo.

¡¡A disfrutarla!!

18 comentarios:

  1. Qué rica la boloñesa, de mis salsas favoritas sea más o menos tradicional! Está para dejar el bote limpio! Besiños.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. También es de mis favoritas y cuando la hago procuro que sobre, así la tengo para cualquier cosa que me apetezca.
      Besitos guapaaa!!!

      Eliminar
  2. Impresionante Teresina, tengo que empezar a incorporar el apio a mi vida, le tengo manía no sé porqué. Me acuerdo perfectamente de las latas de carne con la llave en el lateral, jajajaj, las fotos son una preciosidad recogen esa brillantez de la salsa, enhorabuena, bsss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también se la tenía Marga, mi madre nunca lo usó y cuando yo lo probaba no me terminaba de convencer, pero en la salsa es un plus, queda genial, prueba y verás!!
      Esas latas y su llave son un recuerdo divertido y ya podemos decir que son vintage, jajaaa!!
      Me alegra que te guste, gracias preciosa!!!

      Eliminar
  3. Con los productos tan buenos que nos enseñas, te ha quedado una salsa espectacular, es deliciosa y las fotos son impresionantes de buenas!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias guapa mía.
      Si los productos son buenos el resultado será mejor todavía ¿verdad?
      Me alegra que te guste!!
      Besotesss

      Eliminar
  4. Qué delicia una buena boloñesa como la que has preparado, para chuparse los dedos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre triunfa, queda tan rica que es difícil resistirse a ella!!
      Besotes guapaa!!!

      Eliminar
  5. Que maravilla! yo también he incorporado hace poco el apio a mi vida (bueno, solo a los guisos y salsas, no me veo comiéndolo fresco, jajajaja) y es cierto que mejora mucho los sabores.

    Tu boloñesa está para comerla sola, no necesita pasta a su lado :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tampoco sería capaz de tomarlo fresco, pero ha sido un gran descubrimiento para mi, el sabor que aporta a los platos es una maravilla.
      Me alegra mucho que te haya gustado!!
      Besos

      Eliminar
  6. Me encanta. Yo hago a veces boloñesa, a veces ragù napoletano, son mis salsas predilectas para carne sin dudarlo ni medio segundo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Que ricas son verdad? Donde haya una buena salsa casera que se quite todo lo demás!!
      Besosss

      Eliminar
  7. Respuestas
    1. Gracias guapa, me alegra que te guste!!
      Besosss

      Eliminar
  8. Fantástica y deliciosa salsa boloñesa ,me encanta,besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Noe, me alegra mucho que te guste!!
      Un abrazo y muchos besos!!

      Eliminar
  9. Pues yo casi siempre la como con espaguetis, ya ves. Leí en alguna receta italiana que llevaba vino tinto y que para que quedará en su punto necesitaba mínimo tres horas de cocción para que el tomate, la gran cantidad de tomate q suele llevar, quedará bien confitado. Yo creo que pasa como con todos los platos tradicionales, que cada maestro tiene su librillo. A ti te ha quedado de cine.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Igual que yo Alba, siempre la he tomado con espaguetis, todos los días se aprende algo nuevo, pero eso no significa que uno la tome con lo que le guste.
      Tienes mucha razón, cada casa es un mundo y cada uno interpreta las recetas a su gusto y todas están buenas.
      Me alegro mucho que te haya gustado.
      Besosss

      Eliminar

Tu visita y comentarios me hacen muy feliz y son la esencia de este blog!!!
Por falta de tiempo no participo en premios, memes, ni cadenas, pero muchas gracias por pensar en mí!!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...