Gyozas o empanadillas japonesas

Vuelvo después de un par de semanas de descanso; el mes de enero ha sido agotador, pensaba que después de Reyes volvería todo a la normalidad, pero que equivocada estaba, ha sido a partir de ahí cuando he venido a notar el agotamiento que venía arrastrando.

Así que nada mejor para sacudirnos ese malestar que unas gyozas o empanadillas japonesas.
Desde que las probé por primera vez no veía la ocasión de hacerlas en casa y aunque la pasta casera es muy fácil de hacer no tenía cuerpo para ponerme a ello. Por suerte en los comercios chinos se vende ya hecha en la sección de congelados. Son más pequeñas, así que salen unas 26 mini gyozas y tengo que decir que me ha gustado este formato pequeño, porque puedes comerlas de un bocado.
Para que no tengan dudas a la hora de buscarlas, esta es la pasta que yo he utilizado.

Para el relleno hemos seguido una receta bien fácil de Cocino Thai, aunque variando el ingrediente principal, ya que hemos utilizado carne de cerdo y ternera a partes iguales, además de añadir un poco de sake. En futuras ocasiones probaremos otras combinaciones, ya que hay muchas variantes, pudiendo utilizarse cerdo, ternera o pollo o bien hacer una versión vegetariana con tofu, setas y verduras. Además, lo bueno de este relleno es que todos los ingredientes son fáciles de conseguir.
Sin embargo, la salsa es de cosecha propia, hemos juntado una serie de ingredientes, probando y rectificando hasta obtener una salsa deliciosa.

Con las cantidades indicadas les saldrá relleno para hacer unas 50 gyozas, por lo que deberán comprar dos paquetes de la pasta que he utilizado o, si se les hace mucho, congelar el relleno para otro momento.

Ha resultado más sencillo de lo que a primera vista puede parecer. Las repetiremos muchas veces porque el resultado es fantástico, una exquisitez!!!
Y sin más vamos con la receta!!!

Ingredientes para el relleno:
  • 2 paquetes de masa para gyozas
  • 400 gr de carne de cerdo y ternera picada
  • 150 gr de col china
  • 50 gr de cebolleta
  • 2 dientes de ajo picados sin las simientes
  • 1 cucharada de jengibre fresco rallado
  • 1 cucharada de salsa de soja
  • 1 cucharadita de sal
  • 1/2 cucharadita de maizena 
  • 1 chorrito de aceite de sésamo
  • 1 chorrito de sake
  • Más 1/2 cucharadita de maizena y un vaso de agua
Ingredientes para la salsa:
  • 2 cucharadas de salsa de soja
  • 1 cucharada de vinagre de arroz
  • 1 cucharada de salsa de ostras
  • 1 cucharadita de salsa de pescado
  • 1 cucharadita de sésamo tostado
  • 1 cucharadita de azúcar
  • Un poco de cebollino picado
  • 1 diente de ajo triturado sin la simiente
  • 1 pizca de pimienta de sichuán recién molida
Picamos finamente la cebolleta y la col china y las reservamos.

Ponemos la carne en una fuente y le agregamos el ajo, el jengibre, la salsa de soja, la sal, el azúcar, la maizena, el aceite de sésamo y el sake. Mezclamos bien hasta que quede pegajoso.
Añadimos la cebolleta y la col y volvemos a mezclar.

Cubrimos la fuente con film transparente y reservamos en la nevera unos 20 minutos o hasta que lo vayamos a utilizar.
Tomamos una pieza de pasta para gyoza y la colocamos sobre la palma de la mano. Ponemos en el centro una cucharadita de relleno, mojamos un dedo en agua y lo pasamos por todo el borde de la pasta, cerramos a la mitad y pegamos sólo el centro y desde el centro hacia un extremo hacemos dos o tres pliegues y desde el centro hacia el otro extremo otros dos o tres pliegues,  en una sola cara de la empanadilla, de manera que a la vez que hacemos cada pliegue pegamos con la parte trasera de la pasta. También puedes unirlas mediante pequeños pellizcos de un extremo a otro.  Finalmente, presionamos bien los pliegues para que no se abran.

La colocamos en un plato y cubrimos con un paño húmedo para que no se seque la masa. Hacemos el resto de la misma manera.

Mezclamos 1/2 cucharadita de maizena en un vaso de agua.

Ponemos al fuego una sartén antiadherente  y la calentamos, añadimos un poco de aceite vegetal y colocamos las gyozas. Cuando estén tostadas por la base (tardan un minuto más o menos), echamos por encima de las gyosas un chorrito de aceite de sésamo y añadimos el agua mezclada con maizena hasta que cubra el fondo, esto es para que se forme una costra en la base, dependiendo del tamaño de la sartén usaremos más o menos.

Tapamos la sartén y dejamos cocinar durante unos 8-10 minutos a fuego medio hasta que se evapore el agua.
Mientras tanto preparamos la salsa.

Tostamos en una sartén las semillas de sésamo, trituramos el diente de ajo y picamos el cebollino.

En un bol ponemos todos los ingredientes, añadimos el sésamo tostado, el ajo y el cebollino, mezclamos y lista.

Cuando se haya evaporado el agua emplatamos nuestras gyozas acompañadas de la salsa. Podemos acompañar también con arroz.

Mientras tomas cada gyoza bañada en la salsa te dirás que las harás mil veces más.

Una delicia que no pueden perderse!!!

A disfrutarlas!!!

26 comentarios:

  1. Creo que el mes de enero ha sido agotador para muchos de nosotros y este invierno que no acaba de serlo del todo tampoco ayuda,¿verdad' Espero que estés cada día mejor :o)
    Los gyozas me encantan y los caseros son incomparables, incluso suelo preparar la masa porqué me cuesta dar con ella!
    Besos,
    Palmira

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde luego que el tiempo tampoco ayuda, cansados de tanto calor!!
      Para la próxima hago la masa, es fácil y seguro que gana mucho en sabor!!
      Me alegra que te gusten!!
      Besotesss

      Eliminar
  2. ¡¡Hola Teresa!! me alegro que hayas cogido fuerzas de nuevo para volver, ¡¡y con estas ricas empanadillas!! A mi me gustan mucho, pero como bien dices, también me da siempre pereza hacer la masa de las empanadillas. Oye, y la salsa de tu cosecha, es riquísima. ¡¡Qué bien te quedan siempre las salsas!! Besitos.

    ResponderEliminar
  3. Me encanta la receta que has preparado, viendo los ingredientes que has utilizado con el aspecto fabuloso que tiene....¡que ricas tienen que estar! Con tu permiso, me llevo esta estupenda receta ;) bss

    ResponderEliminar
  4. deliciosas esas gyozas. tienen una pinta espectacular. Un beso!!

    ResponderEliminar
  5. tienes un blog encantador y maravilloso . la verdad es que me gusta muchisimo seguirte y hacer alguno de tus platos los canarios por ejemplo , me encantan , un beso grande

    ResponderEliminar
  6. Teresina, cuídate!! esta receta me enamora, qué cosa más rica y que bien lo explicas, hoy me voy a Lidl a buscar material, jaja, bsss

    ResponderEliminar
  7. Pues si estas están ricas, deja que te atrevas con la masa, que es muy fácil, Teresa. Yo estoy gandula últimamente, pero tengo pendiente subir la receta que probaron ustedes en tu casa.
    Me ha sorprendido lo de añadir la maizena... ¿Para qué es? Yo no le pongo.
    Mi salsa fue bastante improvisada, pero el ajo fue el toque maestro. Ya no hago ninguna sin ponerle el ajo. Cambia una barbaridad. Eso y la salsa picante estilo thai. ¡Me chifla! Probaré tu combinación que seguro me chupo los dedos.
    ¡Qué me gustan estas comidas!
    Muacccccccccccccccc

    ResponderEliminar
  8. Madre mía Teresa! has tocado mi punto débil, estoy enamorada de las gyozas, es algo divino, y me encanta tú receta, es deliciosamente hecha para mi? jajajaja. Gracias guapa, un besote.

    ResponderEliminar
  9. Muy muy fa de las gyozas de todas las maneras, hasta las vegetales. Besotes.

    ResponderEliminar
  10. Hola Tesa, ha sido un placer descubrir tu cocina y con las gyozas que yo las hice para un reto y por supuesto no me quedaron tan bien como a ti. Muchas gracias por visitar mi blogs y dejarme un comentario, es muy gratificante leerlos. Un abrazo

    ResponderEliminar
  11. Las he preparado alguna vez, pero no igual... te han quedado espectaculares!!! Me llevo la receta. Besos!

    ResponderEliminar
  12. Monada! a la carrera todo el día, no??? vaya vida. Pues ea, a frenar a zamparnos esas empanadilla que si te digo la verdad a mi me gustan todas, las japos, las de Móstoles y hasta las rusas, que también las ahí y muy ricas. Un besazo y espero que estés disfrutando mucho del carnaval.

    ResponderEliminar
  13. Después de leerte, ví que estuviste pachucha, cuanto me alegro de que te hayas puesto bien, estas preparaciones para mi son nuevas totalmente y no me atrevo ni con ellas, que experta en el tema y que resultado tan impresionante, me has dejado boquiabierta con semejantes fotos...Bess

    ResponderEliminar
  14. Teresa, sabes que en casa somos fanáticos de los sabores asiáticos. La primera vez que hice gyozas fue para una cena que les hice a unos amigos con los que nos fuimos el año pasado a Japón y fue todo un éxito. La masa, como dice Laura, es muy sencilla de hacer pero también te digo que yo también suelo comprarla hecha. Te han quedado de vicio y como bien dices podemos variar el relleno con infinidad de sabores (yo para Navidad las hice con vieiras y langostinos) Tengo que probar la salsa que has hecho y como tengo gyozas en el congelador seguro que la hago este fin de semana.
    Un besito guapísima.

    ResponderEliminar
  15. Justo estos días mi grande me hablaba de las gyozas, maravillas le había dicho su amigo japonés pero yo no era capaz de comprender como las cocinaba, ahora me ha quedado claro.
    Una delicia que tengo que probar como sea, seguro.
    Besazos.

    ResponderEliminar
  16. Me han encantado, me apeteceria mucho probarlas, y para eso tengo que ponerme a ello. Voy a ver si encuentro algunos ingredientes que no tengo. Me parecen riquísimas y al salsita también.
    Un beso

    ResponderEliminar
  17. Hola Tesa, nunca he probado esa masa de empanadillas, claro que donde vivo no hay ningún comercio que vendan comida así, los únicos chinos que hay son los bazares y no venden comida, pero me ha gustado mucho tu receta y tiene una pinta deliciosa igual que la salsa hecha por ti.
    Un besito y feliz semana.

    ResponderEliminar
  18. Como te decía en IG, me encantan las gyozas! Ha sido ver la foto y venir corriendo a tu blog a ver la receta. A ver si me animo a hacerlas porque te han quedado genial!
    Besos!

    ResponderEliminar
  19. Que buenas se ven estas empanadillas, no las he probado pero seguro que están estupendas, las fotos lo dicen.
    Besos
    Cocinando con Montse

    ResponderEliminar
  20. Genial, no se como haces cosas tan ricas que a primera vista parecen complicadas y cuando te leo es más sencillo, me la guardo, no se cuando la haré pero me gusta, ya te cuento.
    Un besazo y feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
  21. Ay Tere, hacía días que he querido meterme aquí para ver la receta...qué ricoooo y fácil de hacer, aunque laborioso. Desde que las probé en la "quedada" le pregunté a Laura por la receta. Aunque la masa si no es muy complicada la haría yo.
    Muy buena presentación y una pinta deliciosa.
    Muackisssss

    ResponderEliminar
  22. Me encantan totalmente. Las he hecho varias veces, con pasta comprada (tan barata y fácil de usar...) y me chiflan. Te han quedado estupendas.

    ResponderEliminar
  23. Mi Tere !
    Pero qué cosa tan rica, nunca las he preparado ni degustado , así que esta receta se va directamente a mi carpeta de "urgentes a elaborar a la de ya " jeje...
    Seguro que han sido un bálsamo a ese agotamiento.....A veces no hacemos caso a nuestro cuerpo y él es sabio, protesta cuando hacemos oídos sordos a sus señales.
    Un abrazo tesorín.

    ResponderEliminar
  24. Espero que vengas con las pilas bien cargadas despues de ese descanso mas que merecido, el cuerpo es sabio y si necesitabas descansar seria por algo.
    Las empanadillas Japonesas nunca las he comido ni las he preparado y no dudo esten de muerte relenta ,te han quedado de relujoooooo.
    Bicos mil wapa.

    ResponderEliminar
  25. Mil gracias por estas delicias, me encantan.MUCHOS BESOS DE LAS RECETAS TRADICIONALES DE COCINA.

    ResponderEliminar

Tu visita y comentarios me hacen muy feliz y son la esencia de este blog!!!
Por falta de tiempo no participo en premios, memes, ni cadenas, pero muchas gracias por pensar en mí!!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...