Baklava turco

Ya saben que adoro todos los aromas que me transportan a Oriente, las especias son algo fundamental en mi vida, no puedo y no quiero vivir sin ellas, son mágicas y convierten cualquier plato en algo especial.

En este caso nos transportamos a Estambul, a sus mil y una noches, a sus bazares repletos de cachivaches, con esos sacos llenos de especias formando un pico tan característico, recorremos callejuelas hasta llegar a la Torre Gálata, donde desde lo alto vamos a disfrutar de una puesta de sol espectacular mientras saboreamos un té turco acompañado de un exquisito baklava y nos dejamos seducir por ese ambiente de cuento.
No sé si es el sitio, la vista o la compañía, todo forma un conjunto que te envuelve y te abstrae del mundo y en ese momento no quieres estar en otro lugar...

No es la primera vez que hacemos este dulce tan delicioso y ya era hora de compartirlo con ustedes, para que por un momento, mientras lo degustan, su mente vuele a otros lugares.

Hemos tomado recetas de aquí y de allá, hemos añadido a nuestro gusto los frutos secos y el almíbar lo hemos preparado a nuestro antojo, añadiéndole ingredientes que nos atraen.
Ingredientes para un molde de 20x30 cm:
  • 1 paquete de masa filo
  • 120 gr de almendra cruda peladas
  • 120 gr de nueces peladas
  • 120 gr de pistachos tostados sin sal (Y unos cuantos más para decorar)
  • 1 cucharada de semillas de sésamo tostado
  • 50 gr de azúcar moreno
  • 1/2 cucharadita de nuez moscada
  • 1 cucharadita de canela
  • 100 gr de mantequilla derretida
Para el almíbar:
  • 125 ml de agua
  • 80 gr de azúcar moreno
  • Corteza de limón
  • Zumo de medio limón
  • 160 gr de miel
  • 2 cucharadas de agua de azahar
  • 1 palo de canela
  • 2 clavos
Ponemos los frutos secos junto con el azúcar y la nuez moscada en un robot (excepto el sésamo), picamos ligeramente, que queden trozos más o menos grandes, no queremos que se conviertan en polvo. Pasamos a un recipiente, añadimos el sésamo, mezclamos y reservamos.

Precalentamos el horno a 180º.
Sacamos la masa filo de la bolsa, normalmente vienen enrolladas, abrimos con cuidado porque son muy frágiles, colocamos el molde que vamos a utilizar sobre un lateral, para tomar el tamaño exacto del molde cortamos a lo largo y ancho, hacemos lo mismo en la otra mitad de las hojas. Guardamos todos los recortes para otra ocasión. Colocamos todas las hojas de una mitad sobre las otras y las guardamos dentro de un paño húmedo y limpio, las mantenemos dentro del paño durante toda la operación.

Derretimos la mantequilla en un cazo al fuego o en el microondas.
Pincelamos el fondo del molde con mantequilla derretida. Comenzamos a colocar las láminas de masa filo. Cada vez que ponemos una, pincelamos con mantequilla y así sucesivamente hasta tener cuatro, pintamos también la última con mantequilla. Espolvoreamos y repartimos por la superficie una tercera parte de los frutos secos triturados.
Colocamos tres láminas sobre los frutos secos, pincelando cada una de ellas con la mantequilla como hicimos anteriormente. Ponemos sobre las láminas otra parte de los frutos secos, repartimos por la superficie. Repetimos una vez más la operación, colocando otras tres láminas siempre pinceladas y el resto de frutos secos.

Terminamos con cuatro láminas, pincelando siempre antes de poner la siguiente. Una vez puesta la última también la pincelamos con la mantequilla.

En total habremos usado 14 láminas: cuatro para el fondo, tres en las dos partes centrales y cuatro para terminar, del tamaño del molde, no es conveniente que sobre mucho por ninguno de los cuatro lados del molde, podemos cortar los sobrantes cuando las vayamos intercalando, porque afean el resultado al hornearse.

Cortamos con un cuchillo, llegando bien al fondo, en forma de cuadrados o de rombos. En mi caso lo hice con forma de cuadrados.

Colocamos la bandeja en la parte inferior del horno y horneamos durante media hora.

Para hacer el almíbar, colocamos en un cazo todos los ingredientes a fuego medio, una vez hierva lo dejamos cinco minutos más removiendo para que no se apelmace el azúcar y la miel en el fondo y lo tenemos listo.
Pasada la media hora, sacamos el molde y cubrimos con papel de aluminio, sellamos bien todos los lados y horneamos veinte minutos más.

Pasados los veinte minutos sacamos el molde del horno y sin esperar a que enfríe, repartimos el almíbar caliente por toda la superficie.

Colocamos unos pistachos troceados en cada baklava y listo. Aunque recomiendan tomarlo de un día para otro para que se asiente y los sabores sean más intensos, acabado de hacer está más crujiente. Si se va a tomar en los siguientes tres-cinco días no es necesario mantenerlo en la nevera, pero por si acaso, con estos calores que hemos tenido, yo lo he tenido bien tapado en la nevera y media hora antes de tomarlo lo saco para que se atempere.

Un dulce exquisito, espectacular, cada mordisco es una explosión de sabor y a medida que pasan los días está más bueno si cabe.

No dejen de hacerlos ¡¡¡Se enamorarán perdidamente de ellos!!!

A disfrutarlos!!!

21 comentarios:

  1. Hola, preciosa
    Dime Baklava y lo has dicho todo! me encanta, es un dulce tan completo,y exquisito, en casa nos encanta!
    <3 <3
    te se han enredado las letras jeje...ya cambiaras tu ;)
    besos preciosa

    ResponderEliminar
  2. Jajaaaa, ya lo cambié, me di cuenta antes de ver tu comentario!! Quiere hacer una tantas cosas a la vez...
    Es un dulce fantástico, delicioso a más no poder!!
    Besotes guapa!!!

    ResponderEliminar
  3. Me encanta la receta! adoro estos dulces cargados de aromas y sabores....son ¡únicos! y es que te han quedado con una pinta....ummm! Que con tu permiso me anoto esta fabulosa receta para no quedarme con las ganas de probarlos ;) bss

    ResponderEliminar
  4. ¡¡Hola Teresa!! Vuestra mezcla de recetas de acá y de allá, vuestra mezcla de frutos secos a elección y el almíbar a vuestro antojo, han dado como fruto una baklava que más quisieran los turcos, ja, ja. La pinta invita a hacerlo ahora mismo. ¡¡Espectacular, Teresa!! Besitos.

    ResponderEliminar
  5. Há muito que quero fazer, esta ficou divina

    ResponderEliminar
  6. Buffff! Madre mía! Se ve impresionante. Te ha quedado de revista. Me encanta!!!! bss

    ResponderEliminar
  7. Alabanzas, cohetes y petardos por este postre...¡¡Qué ricura!! Soy una gran comilona de este tipo de pasteles, y de vez en cuando, los compro por kilo en Tomás Morales y lo acompaño de un delicioso té Tuareg...

    Me tienes loca, Teresa...

    Muackisssss

    ResponderEliminar
  8. Madredelamorhermoso!!!, esta la hago este invierno, me encanta la receta, tambien me gustan las especias y cuando la haga viajaré a esos mundos maravillosos.
    Todo precioso.
    Un besazo

    ResponderEliminar
  9. Ay Estambul..qué maravilla....estuve esta primavera y volvería una y mil veces.....como las mil y una noches.
    Gracias por recordármelo.
    Un abrazo
    Marialuisa

    ResponderEliminar
  10. Te han quedado perfectos! Y las fotos te transportan a Oriente sin salir de casa, maravillosas.
    Besos,
    Palmira

    ResponderEliminar
  11. aissss pero que rica tiene que serrr, la verdad que nunca la probé y ha sido verla y querer un buen trozooo,tengo que probar,tomo buena nota,besos

    ResponderEliminar
  12. Me encantan los baklava! Son absolutamente deliciosos, con todos esos pistachos divinos y el aroma de azahar... uf a mí también me transportan!

    ResponderEliminar
  13. Qué belleza de fotografías ... las baklavas son una tentación tan grande..y te parece que como son crujientes y no llenan son ligeras...pero son unas bombas deliciosas.
    Me han encantado. Mil besos

    ResponderEliminar
  14. Hola Teresa!

    Te puedes creer que nunca he probado este dulce? y viendo los tuyos me están entrando unas ganas...Por cierto, unas fotos y una decoración preciosas, felicidades!!!

    1 besote!!!

    ResponderEliminar
  15. Este dulce es muy pero que muy dulce, con un poco que comas ya estás más que satisfecha. Me encanta y te ha quedado de 10

    Besos

    ResponderEliminar
  16. ¡Teresaa!! Que me das siempre en el punto flojo jajaja La verdad es que no tengo sólo uno, así que no es difícil jajajaj Pero te digo que en todos mis cumpleaños siempre hay dos cosas que no faltan. Una es un pan especiado con dátiles y otros frutos y otro es un baklava. Luego siempre hago una tarta para los más moñas pero yo me pongo ciega a baklava. ¡Está tan rico! Pero con tanto condumio como lleva tengo que moderarme al hacerlo porque me lo como entero y ni me doy cuenta! A ti te ha quedado fabuloso, vamos que nada que envidiar al que hace un turco. Un beso grande!

    ResponderEliminar
  17. Qué cosa mas rica Teresa , según he ido leyéndote se me ha hecho la boca agua. Está bien lo de adaptar la receta a nuestros gustos y escoger los ingredientes que mas nos aporten . En este caso tu elección me parece mas que perfecta .
    Sólo hice blakava en una ocasión pero hace mucho tiempo , de la que comenzaba a hacer mis pinitos , allá por la Edad Media jajaja....asi que ya va siendo hora de repetirla ........
    Besinos amor y que tengas una feliz tarde.

    ResponderEliminar
  18. Qué maravillosa receta, puede ser que este fin de semana me atreva a realizarla... Un beso!!

    ResponderEliminar
  19. Un trocito de la deliciosa baklava y un poco de ese té que hacen ellos y ya me has conquistado, si es que es un dulce muy dulce pero que inevitablemente no puedes parar de comer, además el toque de frutos secos me regusta mucho, jeje, y cuando lo comes vas pensando, a la porra la dieta!!!
    Besos preciosa

    ResponderEliminar
  20. Se me hace la boca agua. Ya sabes que en casa sonó también de muchas especies y este postre es uno de nuestros favoritos.
    Un besito guapísima.

    ResponderEliminar
  21. Tu dices de mi puesta en escena, pero .....tu no te quedas atrás !!! Que fotos mas bonitas . Como disfrutamos haciéndolas no? La Blakava es una de mis recetas pendientes...-y no sabes las ganas que tengo de hacerla. Me encanta esa mezcla de sabores !!!. Sabes? tengo los mismos vasitos que tu. Los compró mi madre en un viaje a Turquía y me han llegado a mi. Son preciosos.
    Besos
    Manu

    ResponderEliminar

Tu visita y comentarios me hacen muy feliz y son la esencia de este blog!!!
Por falta de tiempo no participo en premios, memes, ni cadenas, pero muchas gracias por pensar en mí!!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...