Sopa de pollo y ropa vieja

Hoy les traigo doble ración!!!
Es tradición en casa hacer el caldo de pollo y carne en cantidades industriales, para después aprovecharlo para sopa, caldo para arroces, etc.
Por otro lado, con la carne que hemos utilizado para el caldo, solemos hacer croquetas o ropa vieja.
Cada vez que mi madre hacía la ropa vieja le hacíamos la ola y sigue sucediendo hoy en día, nos vuelve locos a todos.
Es trabajoso, se ensucian muchos cacharros, pero cuando tienes el plato delante te olvidas de todo lo anterior.
El caldo, como todos, es muy sencillo, todo al caldero y esperar a que se cocine la carne, no entraña ningún misterio.
Una vez colado, hacemos la sopa, la acompañamos con garbanzos, fideos y una ramita de hierbabuerto (hierbabuena).
Recuerdo que cuando éramos nueve a comer en casa, mi madre directamente añadía el hierbabuerto y el colorante al caldo, porque todo el que hacía lo iba a utilizar para sopa.
Hoy en día, yo prefiero hacer el caldo neutro, así lo puedo utilizar para cualquier otra cosa sin que tenga el sabor potente del hierbabuerto.
Una vez colado, aparto el que quiero para sopa y el resto lo congelo.
Cuando me apetece, descongelo y preparo la sopa, no hay nada como una plato calentito para reconfortarse!!!
En cuanto a la ropa vieja, no es más que una mezcla de restos de la sopa, carne, garbanzos, zanahoria y papas fritas en cuadros. Una estupenda y deliciosa comida de aprovechamiento, un clásico en mi casa, que gusta tanto, que en ocasiones he tenido que hacerla directamente, cocinando la carne con la fritura.
Hay veces que la hago sólo de carne y otras veces mixta, como la de hoy.
Voy a contarles como se hace en casa!!!
Ingredientes para el caldo y sopa:
  • 1 cebolla
  • 1/2 pimiento verde
  • 1 tomate grande
  • 1 cabeza de ajo
  • 1 puerro
  • 2 zanahorias
  • 1/2 pollo
  • 1/2 carne de ternera
  • 1/2 kg de garbanzos (habrán estado de remojo 24 horas)
  • Fideos nº 0
  • Hierbabuerto
  • Azafrán
  • Sal
Ingredientes para la ropa vieja:
  • 1 cebolla
  • 3 dientes de ajo
  • 1 pimiento verde
  • 3 tomates grandes maduros
  • Sal al gusto
  • 1 cucharada de tomillo
  • 1 hoja de laurel
  • 1 vaso de vino blanco
  • 1 cucharadita de azafrán
  • 1 cucharadita de pimentón dulce
  • pollo troceado
  • ternera troceada
  • garbanzos cocidos
  • zanahoria cocida troceada
  • papas fritas cortadas en cuadros
Comenzamos haciendo el caldo. Yo suelo hacerlo todo en crudo. Lavamos bien la verdura y la carne, pelamos las zanahorias y la cabeza de ajo. Introducimos en el caldero la cebolla, puerro, pimiento y tomate partidos a la mitad; la cabeza de ajo y las zanahorias enteras. A continuación agregamos la carne, cubrimos bien de agua y cuando rompa a hervir añadimos los garbanzos. Desespumar al principio de la cocción y no tocar hasta que los garbanzos estén cocidos. Si durante la cocción nos vamos quedando sin agua, siempre agregar agua hirviendo. Nunca removeremos con ningún utensilio, en cualquier caso, le damos un meneo al caldero. Cada media hora bajamos un poco el fuego, hasta que veamos que los garbanzos están tiernos.
Una vez terminado, dejamos enfriar para retirar con facilidad la grasa que queda en la superficie.
Después colamos, yo lo hago hasta dos veces por un colador fino, para que todas las impurezas queden atrás. Ponemos en una bandeja la carne, garbanzos y zanahoria, reservamos para más adelante.
Ponemos el caldo en botes esterilizados y congelamos para lo que nos haga falta.
Con una parte del caldo hacemos la sopa.
Ponemos el caldo en un caldero junto con la cantidad de garbanzos que les apetezca, cuando rompa a hervir añadimos los fideos finos, un puñado por persona aproximadamente, según les guste más o menos espesa. Agregamos azafrán, sal al gusto y una rama de hierbabuerto. También se le puede añadir pollo troceado, a los niños les encanta.
Servir con una rama de hierbabuerto.
Para hacer la ropa vieja, troceamos la carne y zanahoria que teníamos reservada y seleccionamos la cantidad de garbanzos que vamos a utilizar. A mí me gusta poner de más y congelar para otras preparaciones. Debe haber un equilibrio en la cantidad que ponemos de cada ingrediente, que no haya miles de garbanzos y poca carne.
Troceamos las papas, freímos con un poco de sal y reservamos.
En un caldero plano y bajo, hacemos un sofrito con la cebolla, ajos, pimiento y tomate, de la manera habitual, debe ser abundante porque todo lo demás está cocido y apenas tiene sabor. Le agregamos sal, tomillo, laurel, azafrán, pimentón y un vaso de vino blanco, subimos el fuego hasta que hierva para evaporar el alcohol y agregamos los garbanzos y la carne, bajamos el fuego a la mitad, rehogamos diez minutos con la fritura para que absorban el sabor. Probamos y rectificamos de sal si es necesario. Por último agregamos las zanahorias y las papas fritas. En este punto, mezclamos con cuidado todos los ingredientes para que no se nos hagan picadillo, (si les gusta más caldosa, podemos añadir un poco de caldo) mantener 15 minutos a fuego bajo para que se unifiquen los sabores y ya está lista para servir.
Sólo queda disfrutar como enanos con estos platos tan sabrosos!!

66 comentarios:

  1. Pero que guapo tu blog! Te sigo! Me encanta la sopa de pollo!! Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, estás en tu casa, sírvete un plato!!!
      Encantada de que estés aquí!!
      Besosss

      Eliminar
  2. En invierno si abres mi congelador encontrarás botes y botes de caldo. Así puedo hacer sopa cuando quiera. Y la carne de hacer el caldo acaba en ropa vieja como la tuya. Los platos caseros son los más ricos ¿verdad? Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Di que sí, no hay nada como una sopita caliente para reconfortar el estómago y entrar en calor!! Siempre tengo, de todos, marcados con su cartel, que si no me vuelvo loca y luego no sé de que es cada uno!!
      Desde luego que los platos caseros son de lo mejor, son sabores que aprecias con cariño!!!
      Besotes y feliz día!!!

      Eliminar
  3. No hay domingo en casa de mi madre sin que se haga esa sopa, y la ropita vieja también suele caer, (comida de lunes, jeje). Te quedaron ambos geniales y además lo cocinas igualito que mi mami
    bEsitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un homenaje a nuestras mamis Carolina!!! En casa no se hacía los domingos especialmente, pero era bien recibida el día que la hacía y deseando que sobrara para el día siguiente, pero no había forma, acabábamos con ella, jajaa!!
      Feliz día guapa!!!

      Eliminar
  4. Qué buenos son los platos tradicionales, te ha quedado un plato de lujo. Muchos besitos y buen finde

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias guapa!! Son platos que saben a casa verdad??
      Feliz domingo!!
      Un besote grande!!!

      Eliminar
  5. Que razón tienes! mis hijas me hacen la ola cuando hago ropa vieja. Un caldo con un colorcito y pinta buensiimos. besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaa, igual que a mí cuando la hago!! Me alegra que te guste!!!
      Besotes y feliz domingo!!!

      Eliminar
  6. Fantástica ésta receta Teresa, en casa suelo hacer lo mismo y la ropa vieja la preparo de manera parecida, sin patatas fritas, pero esa idea me ha gustado muchísimo, así que la próxima vez la haré así, aunque creo que con éstos calores, ya voy a tener que esperar a septiembre...jeje. Un besito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues prueba y verás que repites, aquí siempre se ha hecho así y recuerdo de pequeña que nos tirábamos a las papas y dejábamos la carne y garbanzos atrás, menos mal que eso no duró mucho tiempo, ahora queda el plato limpio!!!
      Por aquí hemos tenido días fresquitos, parece mentira que haya pasado más frío que en invierno, pero siempre es buen momento para una ropa vieja, para la sopa menos, con el calor no hay quien pueda con ella!!! Si la haces me cuentas eh??
      Besotess!!!

      Eliminar
  7. Siempre añado más cantidad de ingredientes al cocido, de manera que me quede caldo y avíos suficientes para hacer la ropa vieja, que tanto nos gusta.
    Bonitas fotos.

    Buen finde, Tesa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo igual, porque además me encantan los garbanzos y si sobran los preparo fritos y son un manjar!!!
      Tengo guardados para hacer un hummus, que ya verás!!
      Besotes guapa!!!

      Eliminar
  8. Genial. Yo, idem... pero además hago ropa usada, cuando la publiqué muchos creyeron que le había dado otro nombre a la ropa vieja. En absoluto, no es lo mismo. Esta es tal cual frita. Bs

    http://entrebarrancos.blogspot.com.es/2011/01/ropa-usada.html

    Ya sabes que no estoy dejando comentarios para diminuir mi tiempo ante el ordenador pero ante tan magnífico plato no me pude resistir.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuanto me alegra verte por aquí y que hayas hecho esa excepción por estos platos, gracias guapaaaa!!!!
      Había oído hablar de la ropa usada, me paso a ver la tuya, que seguro es una delicia!!!
      Besotes reina y feliz día!!!

      Eliminar
  9. Qué rico este caldo!!!!!! Las cremas y los caldos y sopas son un auténtico vicio, me encantan. Con gusto me llevaría un platico para la cena. Las fotos una pasada sobre todo la primera.
    Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sientan de maravilla verdad?? Una gozada tenerlos a mano!!
      Me alegra que te guste!!
      Besotesss

      Eliminar
  10. Yo no sé en otras comunidades, pero en la mía también hacemos algo similar, lo que aquí nuestro cocido lo llamamos "bullit", y lo mismo, con el caldo hacemos sopa, y con el resto lo comemos de segundo, que sobra algo? pues terminamos con ropa vieja, si es que varia los ingredientes pero la costumbre la misma.
    Me ha gustado el toque de hierbabuena, debe dar un sabor particular, nosotros usamos laurel, y a veces mejorana.
    Me encantan estas recetas, recetas de familia que nos unen y hacen sentir más cerca.
    Un beso guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En realidad este no es como un cocido, que después del caldo te tomas las diferentes carnes y verduras, con el caldo hacemos la sopa y con la carne ropa vieja o croquetas!!! No he probado el bullit, pero el cocido maragato me vuelve loca, supongo que todos son similares como dices, con algunas variaciones, pero el garbanzo del maragato es espectacular!! A ver si un día puedo probar el de tu tierra y si es en tu compañía mejor!!
      La hierbabuena le da un punto especial, para mí no hay sopa sin ella!!
      A mí me pasa igual, disfruto mucho compartiéndolas con ustedes!!!
      Besotes guapa!!!

      Eliminar
  11. Ains dios que rico, que me gusta!!!!!

    ResponderEliminar
  12. Qué bueno que hagas caldo paa congelar y de este modo no uses cubitos de caldo que tienen mucha consentración de sal y hacen mal para la hipertensión. Mi saludo va desde Argentina . Espero, si quieres, que curiosees mis 2 blogs. Uno es para aprender a comer.
    Besosss Teresa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hace muchos años que no se usa en casa caldo concentrado!! Mi madre los usaba, pero desde que tuvo que hacerle a mi padre una dieta baja en sal los dejó de usar!! A mí particularmente no me gustan!!
      Un saludo para ti también, me pasaré por tus blogs!!
      Besosss

      Eliminar
  13. Ay, que maravilla de cocido y todo bien aprovechado, que no está la cosa para tirar. Buen finde.

    ResponderEliminar
  14. Esta receta es una pasada, y nunca había oido llamar a la hierbabuena hierbabuerto, me ha chocado mucho, pero bueno, lo importante es que el plato es de esos contundentes que no me van nada bien a mi dieta, pero que narices, eso está para morirse! Un besito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A la dieta nada de esto sienta bien, pero de vez en cuando hay que darse un capricho!!!
      A mí me pasó lo mismo cuando supe que la hierbabuena y el hierbabuerto eran lo mismo, jajaa, ya hace muchos años de eso, pero siempre choca cuando descubres nombres que no te suenan de nada y eso que en este caso apenas cambian las últimas letras, la verdad es que le llames como le llames aporta un sabor inconfundible!!!
      Besotes guapa!!!

      Eliminar
  15. Que rico , con lo buenisima que está la sopa de pollo , madre mia. Y bueno, la ropa vieja la comería una semana entera y sin problema alguno, me encanta,

    besinesss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y yo hija, a veces siento que sobre, porque puedo estar tres días comiéndola, que peligro tiene!!!
      Besotes guapa!!!

      Eliminar
  16. Cómo me identifico con lo que cuentas. En casa de mis padres sucedía igual. Cuando Marc se incorporó a la familia, flipó con la ropa vieja... En casa somos super soperos. La sopa de mi madre era una pedazo de olla que dejaba a más de uno alucinado, más que nada porue sólo éramos 2 hijas... jejejejeje
    La única diferencia es que mi madre sacaba la ropa vieja del puchero, a veces también de la sopa... y le ponía también pimiento rojo. Es que somos muy de pimiento en la familia...
    Unas fotos muy sugestivas, Tesa.
    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No me extraña que Marc flipara, es que está buena a morir!!! En casa también somos muy soperos, pero de esta sopa en particular, soy incapaz de tomarla fuera de casa, porque ninguna me sabe igual, manías hija!!
      Mi madre siempre la ha hecho a partir del caldo que describo, cocina todo junto y de ahí hace ropa vieja y algunas veces, las menos, croquetas o albóndigas con una salsa muy particular de ella!!
      Ella no le pone del rojo y yo la hago igual que ella, pero adoro el pimiento rojo, así que para la próxima se lo pongo en tu honor!!!
      Me alegra que te gusten las fotos, ahí sigo luchando con la cámara!!!
      Besotes reina!!!

      Eliminar
  17. nunca lo habia visto, pero seguro que esta muy bueno. besos

    ResponderEliminar
  18. Mi querida amiga, dos platos deliciosos, en mi casa tambien se hacia mucho, y conozco bien la receta, por eso doy fe de que esa sopa tiene que ser una maravilla, y la ropa vieja de segundo plato un bocado exquisito, muy laborioso, pero muy rico. Mil besicos amiga

    ResponderEliminar
  19. Teresina, nos dejas dos recetas espectaculares!! y una presentación y unas fotos de escándalo. Las recetas de las madres son estupendas, tenemos suerte porque gracias a los blogs se recuperan ¿no te parece?. En mi casa no ponemos hierbabuena pero sí hago el cocido un poco amplio para que me quede para hacer un pastel (tipo pastel de cabracho) al que acompaño con bechamel, lo tengo publicado en el blog, también queda muy rico. bsssss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te guste!! Prueba a ponerla en el caldo para que veas que cambio tan bueno!!!
      Pues ese pastel no lo conozco, me paso a buscarlo, seguro que me va a encantar!!
      Este blog nació con la intención de que las recetas de mi madre no se perdieran y procuro cumplir con ello cada vez que puedo, por el camino nacen otras recetas que te atraen, pero siempre acabas volviendo a los orígenes!!!
      Besotes guapa!!!

      Eliminar
  20. Que buena pinta esa sopa con la hierbabuena,yo soy también de las que hago en cantidades industriales pero lo que no he preparado nunca es la ropa vieja y ahora que veo la tuya creo que me pierdo algo delicioso
    Besos

    ResponderEliminar
  21. Teresa, ¡¡siempre he pensado que ropa vieja era un plato mexicano!!

    Ay, las mamás, que te preparan lo que más te gusta, aunque exija doce mil cacharros, y luego una, como que se para un poquito a la hora de cocinar algo así... mamá parece que lo hace taaaaan bien, y además, como es ella la que pasa la faena... Jajajaja

    La verdad es que, aunque no soy de este tipo de platos, viendo las fotos, dan ganas de meter el tenedorcito y atrapar algo, ¿verdad?

    Esta entrada, con una receta de tu mami, y el recuerdo de esas croquetas y la ropa vieja, es ideal para leer hoy, ¿verdad? Un pequeño homenaje :P

    Un besito, Teresa!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues igual también por allá se come, no lo sé, aquí es muy tradicional!!
      Con la ropa vieja y el caldo, es como con las croquetas, ensucias mucho, pero al final merece la pena tanto cacharrerío y esfuerzo.
      Hoy en día soy yo la que hace el trabajo sucio, mi madre no se mete tanto en estos berenjenales, la edad es lo que tiene, pero de vez en cuando se pone y nos da una sorpresa!!!
      No puede haber un homenaje mejor para este día que el recuerdo de todas esas recetas y momentos que hemos disfrutado durante tantos años, el cariño que le ponía siendo tantos a la mesa y que por suerte he podido heredar!!
      Besotes guapa!!

      Eliminar
  22. Esta es una de tantas recetas de las que una tiene referencias y no directas. Será porque mis padres proceden de la ancha Castilla que esta receta no se ha comido nunca en casa pero que sin duda ha sido el sustento de tantas familias.

    He tenido que ir corriendo a San Google para asegurarme de lo que es el hierbuerto y qué rápido lo he solucionado cuando he visto la primera fotografía. Por lo que creo, en Andalucía es bastante típico echar una ramita al caldo. Yo lo hice en una ocasión al cocido madrileño, y no gustó. Así que ahí quedó la idea.

    Una receta más de tu tierra y de tu familia a tu colección.

    Feliz domingo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aquí es tradicional hacer la ropa vieja con los restos del caldo o puchero y el hierbabuerto o hierbabuena (se me olvidó aclararlo) se utiliza siempre en casa para la sopa, prueba un día, le da un punto tremendo, para mí la sopa sin él no es lo mismo!! También se lo ponemos al gofio escaldado, a ver si un día subo la receta, una exquisitez de lo más sencilla!!! La ropa vieja nunca falla, una mezcla de restos que da como resultado un plato maravilloso!!!
      Me encantan las comidas tradicionales y esta no podía faltar en el blog, además de paso sirve de homenaje a la cocina de mi madre, una cocina sencilla, sana, con la que me crié y tanto disfrutamos y que mejor día verdad??
      Feliz día guapa!!
      Besotesss

      Eliminar
  23. Tesa, muy buen apunte. Nunca he comido ropa vieja ya que aquí en Valencia no hay costumbre. Se suelen hacer croquetas que personalmente opino que son todo un placer. Las comidas tradicionales me entusiasman y además a mi para cenar siempre me apetece una sopa no importa la época del año!
    Un besito
    Angi

    ResponderEliminar
  24. Hola TEsa, me encanta tu blog que acabo de descubrir y me alegro mucho, me quedo por aquí de seguidora. un besote

    ResponderEliminar
  25. Que sopita tan rica Tesa, yo también la hago en gandes cantidades para congelar sobre todo en invierno...que bien sienta una sopita o una taza de caldo sin más!!
    La ropa vieja me encanta pero en mi cas son más de croquetas para a provechar.
    Un beso guapa

    ResponderEliminar
  26. Un menú de lujo, qué sabroso!! Un abrazo, Clara.

    ResponderEliminar
  27. Teresa, la ropa vieja es buenísima y, encima tú le has dado una presentación que sólo apetece coger el tenedero y ponerse a picar... Qué buena!!! Bs

    ResponderEliminar
  28. Tesa, me encanta leerte! Debo de ser una absoluta imbécil pero es que me puede todo lo que viene de Canarias. ¡La hierbahuerto en la sopa! Te juro que a veces tus recetas son un poquito como estar allí. Los sabores, los olores... Ese caldito me ha parecido lo más (con las garbanzas y los fideos). También tengo que decir que aprendí a hacer la ropa vieja (sin tomate, por supuesto) cuando estuve viviendo allí. Buenísimos los dos platos. Un besazo. Creo que nos conoceremos pronto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para nada mujer, es normal que te traiga recuerdos, el sabor de esta sopa es inconfundible y te imagino pensando en ella y salivando, jajaaa!! Sé que aprecias estos platos tanto como yo!!!
      Ya queda menos para vernos!!
      Un abrazote preciosa!!!

      Eliminar
  29. Nosotros en casa también ponemos cantidades grandes pata hacer caldo y después suelo usar la carne en lasaña o empanada pero no conocía esta receta de la ropa vieja. Con tu permiso la copio para probarla en casa.
    Mil besitos.

    ResponderEliminar
  30. Tesa, esto es un vicio....ese caldo de pollo, es una ricura!! Es que me lo comía ya mismo y no soy de pollo! La ropa vieja, es que la devoro con la mirada, todo un placer visual, enamora!

    Un beso enorme.

    ResponderEliminar
  31. Lo que más me gusta de los pucheros como este es que de él luego obtienes recursos para poder elaborar otras recetas como el caldo, la ropa vieja, las croquetas, unos canelones y cuantas más se nos pasen por la cabeza. Una sopa de lo más completa que hay y una ropa vieja que siempre triunfa! Bs Tesa.

    ResponderEliminar
  32. Con este tipo de platos disfruto un montón, en la sopa siempre pongo garbanzos, como me los deje mis hijos se enfadan. Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me pasa igual, recuerdo que mi hija de pequeña me pedía "más arbansos mami", te la comías, con aquella lengua de trapo, también le gustaba que le desmenuzara el pollo, era tan mala para comer, que yo me quedaba tranquila después que comía este plato tan completo!!!
      Besotes guapa!!!

      Eliminar
  33. Te han quedado fantásticas estas recetas, no hemos probado este plato con hierbabuena.Pero anotamos la receta porque no nos la podemos perder.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  34. Un plato de toda la vida muy rico ,pero nunca lo he probado con hierbabuena.besinos

    ResponderEliminar
  35. Ooooh, Tesa, esta ropa vieja tiene una pinta deliciosaaaa!!!
    ¿Me invitas?? :-)
    Un besito,
    Aurélie

    ResponderEliminar
  36. Un menú muy completo me gustan los dos platos besos

    ResponderEliminar
  37. Pues con el resfriado que me he cogido esta semana a lo tonto, esa sopita me vendría de maravilla :)
    Un beso.

    ResponderEliminar
  38. un clasico que no deberia faltar en ninguna casa...esa sopita y el platop de ropa vieja, me encanta! un besico

    ResponderEliminar
  39. Hola,
    Un menú estupendo y riquísimo, con estas fotos lo hace irresistible.
    Besos.

    ResponderEliminar
  40. HOla TEsaaaaaaaaaaaaaaaaa :))))
    ayy a mi también me encanta la ropa vieja y de pequeña mi madre también nos la hacia mucho, pero no de pollo, con carne de esa como mechada (ahora no me sale el nombre). En mi casa pasa como en la tuya, lo de las cantidades industriales de caldo de pollo, me ha hecho mucha gracia jajajajaajaj madre..todas iguales jajajaa ;) un besazo
    nota: las fotos...cada vez más bonitas!!!!!!!!!!!!!!!!!! :)

    ResponderEliminar
  41. No sabria ni por cual empezar....La dos estan de lujo!
    Besets.

    ResponderEliminar
  42. Con tus fotos como por variar, apetece pegarle un buen mordisco al ordenador haber si sabe algo a tus recetas. Se ve delicioso. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  43. Que ricas las dos cosas ¡Tienen una pinta!
    Nunca he preparado la ropa vieja, aunque la he probado en una ocasión.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  44. Te puedes creer que jamás he hecho la ropa vieja? Con la cantidad de caldo que hago yo a lo largo del año, especialmente en los meses de frío! Pues es que en mi casa nunca fue costumbre y yo no me he molestado en hacerla tampoco. Siempre tiro de los restos para hacer croquetas pero creo que ya es hora de que cambie de tercio y me anime. Después de leer tu post, ganas no me faltan.

    Bss

    ResponderEliminar
  45. No me extraña que la hicierais la ola, yo tambien la haria, que rico¡¡¡¡¡ estas recetas no se tienen que quedar en el olvido, tienen que seguir pasando de generacion en generacion, mi madre tambien nos la hacia y croquetas, que ricas estaban, estupenda receta.
    besos

    ResponderEliminar
  46. Nunca he probado esta receta de ropa vieja, aunque la he visto por varios blogs y me llama la atención, tiene muy buena pinta, yo hago croquetas.
    Besos
    Cocinando con Montse

    ResponderEliminar

Tu visita y comentarios me hacen muy feliz y son la esencia de este blog!!!
Por falta de tiempo no participo en premios, memes, ni cadenas, pero muchas gracias por pensar en mí!!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...