Potaje de jaramagos

Pasadas las fiestas y los excesos apetecen platos más sanos, sobre todo de cuchara. Sientan de maravilla y este en concreto puedo considerarlo una exquisitez como la que más, sobre todo por lo que cuesta hoy en día conseguir los jaramagos, es de esos potajes que siempre nos comemos a deseo y nos trae recuerdos de nuestra niñez.
Esta planta antiguamente la encontrabas con facilidad en el campo, crece de manera salvaje en los caminos y bordes de la carretera, sobre todo después de las lluvias, recuerdo ver siempre a mi madre venir del campo con un manojo. Hoy en día es más difícil encontrarlos, en los supermercados no se venden y sólo se consiguen en algún puesto de los mercados que se montan los domingos en los pueblos. 
El jaramago es una planta herbácea, de la familia de las crucíferas, con una flor amarilla pequeña, que desaparece pronto, de hoja grande y áspera, más bien picona, con más de una propiedad medicinal, entre ellas su uso como expectorante.
Esta planta le aporta un sabor particular al potaje y junto con el de berros es de los más tradicionales de la cocina canaria.
Como siempre digo, cada casa tiene sus tradiciones y de una a otra puede variar tanto su preparación como los ingredientes utilizados. Este es el que se hace en casa de toda la vida, al estilo de mi abuela y con el que disfrutamos como locos. Mi madre antes amasaba gofio con un poco del caldo y unas papas del potaje, pero hoy en día no solemos hacerlo.
Su preparación es sencilla, pero les daré algunos trucos de la abuela, para que consigan un buen potaje.
Las cantidades indicadas son para un potaje grande, como se hacen siempre en casa, ya que aunque hoy en día seamos tres, lo seguimos haciendo como si fuésemos todavía nueve. 
Si se agradece un plato como este en un día cualquiera, aún lo es más en días como el de hoy que ha amanecido lloviendo y con fresquito!!

Ingredientes:
  • 1/2 kg de jaramagos
  • 1/2 kg de calabaza
  • 1 batata pequeña
  • 1 papa grande
  • 3 calabacines medianos
  • 1/4 kg de judías tiernas
  • 1/2 kilo de panceta de cerdo con la grasa o costillas de cerdo
  • 2 piñas
  • 1 trozo de ñame
  • 1 cebolla grande
  • 1 tomate grande y maduro
  • 3 dientes de ajos
  • 1 pizca de colorante alimentario 
  • Aceite de oliva
  • Sal gruesa al gusto
Cortamos los tallos a los jaramagos, lavamos y sumergimos durante un minuto en un caldero con agua hirviendo para que pierdan el olor. Escurrimos y reservamos.
Pelamos la calabaza, batata y papas. Cortamos los extremos de los calabacines. Lavamos todo y troceamos en pedazos no muy grandes. La papa la troceamos sin llegar a cortar del todo, sino desgarrando antes de finalizar el corte.
Sacamos las judías de las vainas y reservamos.
Lavamos la carne de cerdo, cortamos en varios pedazos y reservamos.
Quitamos las hojas y los hilos a las piñas, lavamos y troceamos o dejamos enteras, al gusto.
Pelamos el ñame, pero no lo lavamos, le pasamos una servilleta húmeda para quitar la tierra. Troceamos  igual que la papa, sin cortar del todo, sino desgarrando antes de finalizar el corte. Reservamos dentro de la tapa del caldero.
Pelamos y lavamos la cebolla, el tomate y los ajos, troceamos y hacemos un sofrito. 
Mientras se hace el sofrito, ponemos agua en un caldero (hasta la mitad) y mientras hierve vamos echando poco a poco toda la verdura troceada, las judías, la carne, las piñas y los jaramagos, excepto el ñame que lo dejamos para el final.
Ponemos la tapa del revés sobre el caldero con el ñame, ladeada, para que esté al calor mientras se está añadiendo la verdura, sin cerrar del todo la tapa para que no rebose.
Con una agarradera apartamos un poco la tapa, añadimos el sofrito con el aceite y el colorante. 
Una vez añadido todo, giramos la tapa con la agarradera y volcamos dentro el ñame. Este paso es muy importante para que el ñame se cocine bien. Una vez añadido no tocar más.
En caso de necesitar más agua, siempre se añadirá hirviendo y siempre después de que el ñame esté cocinado para que no se amule (viene a significar como enfado infantil y no se cocina, jajaaa).
Lo tenemos hirviendo media hora a fuego alto, manteniendo la tapa siempre ladeada para que no rebose. 
Cuando la verdura se ha hinchado y empieza a apotajar, bajamos el fuego a la mitad y mantenemos así una hora con la tapa cerrada. Vigilamos de vez en cuando por si se nos consume mucho el caldo. Si esto sucede añadiremos un poco de agua hirviendo.
Pasado este tiempo, probamos el caldo y añadimos sal si es necesario, ya que cuando lleva carne es mejor templarlo al final. Si ya está apotajado bajamos el fuego al mínimo hasta la hora de servir.
Mi madre sigue haciendo el potaje a la antigua usanza, como diría mi abuelo "a fuego", es decir, que está al fuego toda la mañana hasta la hora de comer, porque dice que si se apaga, la papa y el ñame se quedan duros por dentro al enfriarse.
TRUCOS O CONSEJOS IMPORTANTES:

-No lavar nunca el ñame, procurar tocarlo lo menos posible y limpiar siempre con una servilleta humedecida. Al cortarlo, terminar siempre desgarrando, para ayudar a que se cocine mejor, ya que este tubérculo es bastante duro. Es importante para facilitar su cocción que después de añadido no se agregue nada más al potaje. El truco de ponerlo en la tapa y se vaya atemperando funciona y mucho.
El ñame es bastante desconocido para muchos por lo que les dejo este enlace para que conozcan los muchísimos beneficios que tiene para la salud. 
-Es importante darle un hervor previo a los jaramagos para que pierdan el amargor y no se entere medio vecindario lo que estás cocinando.
-El no cortar del todo los tubérculos, sino desgarrarlos, ayuda a que se cocinen mejor, se deshagan y  por lo tanto hagan potaje.
-Por supuesto la primera parte se puede hacer en la olla exprés y una vez cocida la verdura mantener abierta la olla hasta que haga potaje. Desde luego acelera el proceso, pero nunca se obtiene la misma textura que de la manera tradicional.
Que lo disfruten!!!

96 comentarios:

  1. Pedazo de potaje, Teresa! Cómo reconfortan las recetas "de siempre" verdad? Me ha encantado la entrada y he conocido productos de los que no tenía ni idea.... Genial, guapa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Di que sí, te dejan como nueva!!!
      Me alegra que te haya gustado!!
      Besos guapa!!!

      Eliminar
  2. No sabía lo que eran los jaramagos, ahora me ha picado la curiosidad y voy a ver si los encuentro aquí en Tenerife. La verdad es que ahora lo que más apetecen son los platos de cuchara. BS

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Búscalo en los campos o alguien que te los traiga, ahora se encuentran con más facilidad que en verano!!!
      Te mando un plato!!!
      Besotes guapa!!!

      Eliminar
  3. Tienes razón, un buen plato de cuchara y quitarse el frío, apetece mucho ahora sobre todo porqué ahora sí que hace frío por aquí, jeje
    Me ha sorprendido el potaje, desconocía los jaramagos y me has sorprendido gratamente aunque dudo que lo encuentre, lo buscaré en el mercado
    Besitos guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aunque no los encuentres cualquier hortaliza hace su función, con acelgas o espinacas tan rico que queda!!
      Me alegra que te haya gustado!!
      Besotesss

      Eliminar
  4. La verdad es que la riqueza de nuestra gastronomía no deja de sorprenderme nunca Teresa. Hace poco probé las ortigas (sí, sí, esas que pican tanto) en un revuelto y hoy jaramagos. Su aspecto me recuerda a las espinacas y nada mejor que un potaje a fuego lento, sí señor. Un besito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues fíjate que yo no he probado las ortigas, tengo que remediarlo!!
      Se parecen, pero el sabor no tiene nada que ver, son bastante fuertes, por eso lo de escaldarlas previamente, pero como le comentaba a Caty, si no los encuentras queda rico con acelgas, espinacas o grelos que aquí no los consigo!!
      Besotesss

      Eliminar
  5. Te odio mucho que lo sepas... MUCHO!!! tocinico me pones?? potajes??? ahhhhhh que yo no puedo comer todo eso mujer!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaaaa!! Que penita que no puedas catarlo, porque hasta la lágrima te caía!!
      Besotes guapo!!!

      Eliminar
  6. Menuda pinta que tiene este potaje, a mi estos platos me ponen un monton en esta epoca...!!! Y ese tocino entrevelao....!!! Madre que no puedo mas...se me cae la baba..
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Graaacias!! No veas lo rico que estaba!! Lástima que estén tan lejos que si no les mandaba un tuper!!
      Besosss

      Eliminar
  7. Hola Teresa!!! Que de cosas nuevas que acabo de aprender con esta receta tan estupenda.

    Participo en un concurso si tienes un momento, solo tienes que copiar y entrar en el siguiente enlace:

    http://www.facebook.com/photo.php?fbid=540598232619453&set=o.166153250096394&type=1&theater

    y darle a "me gusta", te estaré eternamente agradecida, bsssss y nos leemos.

    ResponderEliminar
  8. Que plato tan contundente! tw ha quedado con una pinta buenisima. Una receta completisima. Bss

    ResponderEliminar
  9. Ohhhhhh se me salta la lágrima de ver ese potaje tan majo, tan engalana'o, tan bonico! y yo tampoco sabía nada de los jaramagos aunque por aquí también tenemos muchas hierbecitas silvestres que se echan a la sopa y no veas que toque más maravilloso. Imagino que será muy similar:-)

    Un beso moza!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es bastante fuerte de sabor, pero el potaje sabe a gloria bendita con ellos!!
      Cualquier hortaliza le da un sabor especial a estos potajes y con todas está tan rico!!
      Es lo que me apetece ahora, cuchara y verduras, estoy de comidas hasta arriba!!
      Un abrazote guapa!!!

      Eliminar
  10. Un señor plato amiga mí… hasta el borde y menudos pedazos que lleva

    ResponderEliminar
  11. Ay teresaaaa!!!si supieras que hoy mismo me he comido un plato de jaramagos...mi madre los prepara de muerte..igual que tu pero no le pone tomate...y me sento de maravilla porque llegue a casa con el cuerpo "cortao"y me ha dejao como nuevo...hasta gofio le puse por un ladito del plato...jajajaa!!!!Ay mama cuanto la quiero!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te deja arreglao!! No veas las ganas de amasar gofio con el caldo, pero ya era un exceso, jajaa!!
      Besotess y hasta el sábado!!!

      Eliminar
  12. Yo lo de los jaramagos no lo había escuchado nunca! gracias por enseñarnos este potaje, en esta época son imprescindibles.

    Besos
    Bocados Divinos

    ResponderEliminar
  13. Yo me apunto, quiero un platito de este magnifico plato¡ besiños

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hecho!! Te mando un tuper para ti también!!!
      Besotessss

      Eliminar
  14. Nunca he probado esta combinación, pero como los platos de cuchareo son los mejores, no me lo perderé.
    Besinos

    ResponderEliminar
  15. Que pena que por aqui no encuentre esos jaramagos, porque la pinta es espectacular.

    Oye... pues luego me tienes que decir que receta es la que hacéis que es parecida a los michirones, vale??

    Besicos guapa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaaa!! Nosotros les llamamos rehogado de judías, tiene la misma pinta tan rica, aunque las habas no son tan chatas!!
      Lleva un refrito, tomillo y laurel, además del chorizo, beicon y morcilla, para chuparse los dedos!!!
      Me alegra que te guste el potaje, resucita a un muerto!!
      Besotes guapa!!!

      Eliminar
  16. Si mi madre ve este potaje se le saltan las lagrimas, cuando hace fresquito nada sabe tan bien como un buen potaje de jaramagos con un pedacito de queso (ya se que a ti no te gusta)
    Nos vemos el sábado, un besito guapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En casa sí que lo toman con queso, pero ya sabes que yo ni olerlo puedo, jajaaa!!
      Allí nos vemos guapa!!
      Besotesss

      Eliminar
  17. Teresa
    No conocía este plato y tengo que decirte que me ha encantado, he aprendido un montón de cosas y he disfrutado un montón.
    Que bonitas estas fotos!!!!!
    Bsss
    Patricia

    ResponderEliminar
  18. São estes pratos que agora sabem tão bem ,são reconfortantes e deliciosos.
    Gostei muito.
    Boa semana
    bjs

    ResponderEliminar
  19. Madre mia Teresa, lo que se aprende en todos vuestros blogs, en mi vida pense que los saramagos, asi les llamamos aqui, fueran comestibles y se hiciearn en potaje, bueno pues cuando nazcan en mi finca o si los veo por los caminos cojere un puñado y los probare, un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro que los hay por muchos sitios aunque con nombres diferentes, el de ustedes es muy similar!! Pues te lo recomiendo, ya me contarás, verás que sabor más rico le aporta a los potajes!! Ya me contarás!!
      Besotess!!!

      Eliminar
  20. Cuando leí el título pensé en esa frase de mi abuela "como si me llamas aparte y no me dices nada" ;D
    Ahora ya me ha quedado claro lo que son los jaramagos!!

    ResponderEliminar
  21. Teresa conozco los jaramagos de oidas pero nunca los he comido, una pena que no sea fácil de conseguir porque ese puchero tiene una pinta impresionante. Supongo que podría cambiarlos por espinacas, verdad?, claro que no es lo mismo.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro que puedes sustituirlos, cambiará el sabor final, pero con grelos, acelgas o espinacas está muy rico!!!
      Besotes guapa!!!

      Eliminar
  22. Me ha encantado la entrada¡¡¡¡ Siempre que trae historias personales detrás tiene un encanto especial. Además he conocido un montón de ingredientes nuevos, desde los jaramagos hasta el ñame y "esa piñas" que parecen maíz ¿no???

    Un plato contundente para estos fríos y como dices que lo hacía tu madre con un poco de gofio amasado y patatas, en el cielo. Por cierto el gofio que tomais allí, ¿de que es? de maíz, de trigo de arroz...??? Gracias Teresita.

    Bss

    Virginia "sweet and sour"

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te guste Vir!!
      El ñame es un tubérculo con un sabor muy particular!! La piña es como la llamamos nosotros, pero son las clásicas mazorcas!!
      El gofio que utilizamos en Gran Canaria tradicionalmente es el de millo (maiz), aunque también lo hay de trigo!! En casa utilizamos el tostado tanto para amasar como hacer la pella de gofio, pero para tomar con la leche o el que le dábamos en el biberón a los niños es más crudo!!! Mi padre se desayunaba todos los días un escaldón de gofio, que es gofio y leche cocinado a fuego lento!! No concebía un desayuno sin gofio!! Si no consigues gofio avísame!!!
      Besotes preciosa!!!

      Eliminar
  23. Bueno para los días de frío que están haciendo este plato viene fenomenal, aunque he de confesarte que nunca había oído hablar de los jaramagos y aún viéndolos no me suenan. Aún así, el potaje se ve delicioso. Besos

    ResponderEliminar
  24. ¡Qué maravilla de potaje! Apetece con el frío de estos días y si se come con cuchara como dice mi marido, sólo puede estar muy rico :o)
    besos,
    Palmira

    ResponderEliminar
  25. He visto los jaramagos en el campo pero no sabía cómo se llamaban ni que con ellos se podían hacer potajes tan apetitosos. El día no ha hecho más que comenzar y ya he aprendido una cosa nueva :)
    Besos.

    ResponderEliminar
  26. Ayyyyyyyyy, Teresa, yo no me amulo si me pones un platito de esta delicia del terruño. Ayyyyyyyy, cosa rica, mi niña. La verdad es que quien no sabe hacer un potaje, con tus explicaciones va a bordarlo.
    Yo lo hago en olla express, pero siempre el día anterior; mi truco para que apotaje... jejejejejeje
    Las fotos te han quedado deliciosas, como el potaje. Si hubieras visto ayer la cara de tu hermano en la ofi mirándolo mientras babeaba... jajajajajaja
    Muchos besitos reina

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaa y eso que él no lo cató, otro hermano vino antes y se llevó un tuper!!
      Me encanta comer de todo, pero la cocina tradicional de mi madre es con la que me quedo más satisfecha, es a la que siempre recurro cuando necesito comida de casa, no hay nada como los platos de cuchara!!
      Hasta el sábado guapa!!
      Besotesss

      Eliminar
  27. Jaramagos??? ni idea...a ver si encuentro...oye vaya potaje, perfecto para estos días de frío...me llevo un platico para la comida...beeesos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Igual los encuentras, pero con otro nombre, es una planta salvaje!!
      Ya me cuentas!!
      Me alegra que te guste!!
      Besotes reina!!

      Eliminar
  28. Qué bueno Teresa, cómo entra de bien este plato. Y lo mejor para mi, que lo guardo para el final, es, saborear la piña (mazorca, para los peninsulares, jejej)
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaaa, yo hago lo mismo, la dejo para el final y ya con las dos manos le hinco el diente, ainss, cuando están tiernitas te comes hasta el carozo!!
      Hasta el sábado!!!
      Besotesss

      Eliminar
  29. Tiene que estar exquisito, se come con la vista. Un abrazo, Clara.

    ResponderEliminar
  30. Que bueno tiene que estar y para estos días de frio ideal besos

    ResponderEliminar
  31. Mmmm que potaje tan apetecible.Besos.

    ResponderEliminar
  32. Ayer vi la foto en Facebook y sin saber ni de quién era, pensé: eso es un puchero canario. Viví 6 meses en Tenerife y tuve la suerte de probarlo en casa de mi "jefa". Fué lo único bueno que me dió.... consiguió que solo durara seis meses en la isla...
    Y hoy, con más tiempo, he leido la receta y he confirmado el origen... pero no es exactamente igual, el tuyo es impresionante!!!! y esas hierbas... tiene que estar estupendo!!
    Un saludo, Begoña

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que lástima que no te hicieran tu estancia más agradable, espero que este potaje no te haya traído malos recuerdos!!
      Cuando quieras te espero con un plato como este y así te quitas la espinita!!!
      Besotes guapa!!!

      Eliminar
  33. nunca he oído ese nombre, jaramagos, supongo que por aquí se llamará de otra manera, ahora, te ha quedado un puchero de lo más consistente, ideal para entrar en calor, bsts

    ResponderEliminar
  34. A pesar de que no conozco los jaramagos estoy segura dde que el potaje está muy rico, en días como hoy se apetecen estos platos.
    Besos.

    ResponderEliminar
  35. Mmmmm! Qué buen olor me trae ewste delicioso potajito!Besos

    ResponderEliminar
  36. Vaya potaje de invierno más contundente, nunca lo he probado, pero se ve de estos que te quitan el frío y te quedas súper a gusto. Muy completo.
    Un besito
    Angi

    ResponderEliminar
  37. jo pues si que apetece claro q x aquí jaramagos,,,muy dificil pero al resto me apunto,,,un beso

    su

    ResponderEliminar
  38. Madre mia, que potaje tan espectacular!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
    Es pura lujuria.... seguro que te retrotrae!!!!
    Y encima aprendiendo porque no sabía lo que eran los jaramagos!
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  39. Hola guapisima!!! nunca he visto los jaramagos.
    Me ha pasado lo mismo la semna pasada, compre una verdura que jamas he visto, y se llma Espigat, osea espigado la traducción, cuando la ponga la miras a ver si te suena.
    Buen plato de cuchara.
    Besos

    ResponderEliminar
  40. Curioso potaje. Al igual que otros desconozco los jaramagos, pero el plato tiene una pinta... Vamos para echarse una siestecita de pijama y orinal!

    ResponderEliminar
  41. Qué bueno! Como apetece, con el frío que hace hoy!!
    un beso

    ResponderEliminar
  42. Hola guapa
    veo que andamos con la cuchara las dos,si es que apetece mucho mucho.Además hoy me has descubierto los jaramagos¡¡¡ no lo había oído nunca!!¿a que saben?
    El plato me lo comía entero,
    besitos

    ResponderEliminar
  43. Tesa es totalmente alucinante!!!! Es una delicia, te has pasado totalmente con esta receta que pienso reproducir en casa, que ganas de probar.

    Besos.

    ResponderEliminar
  44. ¡Hola Teresa!. Que rico se ve este plato. Es que es realmente provocador. Sueño poder hacer este potaje en casa pronto que hace un poco de frío por casa. Aunque mi madre no usaba batatas, tu plato me recuerda el cocido gallego que hacía mi madre todos los domingos. Sí tengo dudas de encontrar jaramagos y me pregunto si podría ser sustituido por grelos.
    Me encanta tus fotografías. Y que bello los platos.
    Besiños tesoro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si no consigues los jaramagos los puedes sustituir por grelos o acelgas, no sabrá igual, pero está muy bueno igualmente!!!
      Me alegra que te guste y te traiga tan buenos recuerdos!!
      Besotess

      Eliminar
  45. Hola Tesa!!! cuánto tiempo sin pasarme por aquí!!!
    Vaya potaje más rico que has preparado, leyendo la receta me he dado cuenta lo inculta que soy aún en temas culinarios, jaramago??, ñame??? ayyyy no sé comó sabrá todo esto, pero viendo la espectacular foto, se me ha apetecido y mucho!! con el frío que hace hoy!!
    Un besote, guapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola guapa!!
      No sabría decirte a qué se parecen, el jaramago es parecido al greco, pero con un sabor más fuerte y el ñame sabe a ñame, es un tubérculo para que te hagas una idea, pero con un sabor muy especial!!
      Me alegra que te guste!!
      Besotess

      Eliminar
  46. Mmmm, qué potaje taaaan apetecible!!!! Me encanta la comida de cuchara aunque nunca he visto un jaramago... creo que en Galicia no los hay... ya me enteraré!
    Besitos!!!

    Marta ("Sweet & Home la Vida es Dulce")

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Marijose comentó más arriba que en su tierra se llaman saramagos y es gallega, ya me contarás si los encuentras!!!
      Besotes guapa!!!

      Eliminar
  47. Un plato con cuerpo para poder aguantar este frío...
    Besos

    ResponderEliminar
  48. Nunca había oido hablar de los jaramagos, pero como todo nunca te acostaras sin saber una cosa, te ha quedado un potaje que además de venir genial para esta época del año, estaría de rechupete, me quedo por tu cocina como seguidora, gracias por compartir esta receta, besos
    Sofía
    milideasmilproyectos.blogspot.com

    ResponderEliminar
  49. Me encanta el plato, por aquí tampoco conozco los jaramagos! Besos

    ResponderEliminar
  50. Me encanta el plato, por aquí tampoco conozco los jaramagos! Besos

    ResponderEliminar
  51. Tesa, no conozco casi ninguno de los ingredientes del plato, vaya!
    Voy a tener que ir a tu tierra a probarlos, jeje!
    Porque desde luego, este potaje tiene una pinta espectacular...
    Cuando llegue a España, comía muy pococs potajes porque el consumo de legumbres en Francia, y más en mi casa, no es muy extendido. Y es una pena porque, como destacas, además de deliciosos, son una gran fuentes de vitaminas, minerales, y constituyen un alimento sano y nutritivo. Un plato básico de la dieta, vamos.
    Así que veré si puedo probarlo en suelo canario y de momento, me conformaré con un potajito de los de por aquí. ;-)
    Besotes,
    Aurélie

    ResponderEliminar
  52. Buen plato para retomar rutina y entonar el cuerpo y es que con tanto exceso y el frío que tenemos me viene genial.
    Besazos.

    ResponderEliminar
  53. ESTE POPTAJE, CREO QUE ES DE LO MAS COMPLETO QUE HE VISTO EN PLATOS DE CUCHARA; Y DESDE LUEGO CON ESTOS FRIOS QUE TENEMOS ULTIMAMENTE, CREO QUE A UNA LE TIEME QUE SENTAR DE MARAVILLA.
    RICO, RICO.

    ResponderEliminar
  54. !!! Hmmmm !!! Con el clima de estos días, se me hace agua la boca.... Tiene muy buena pinta. Ademas las judías tiernas me acuerdan de mi madre. Le encantan. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  55. Ya te digo, qué bien entran éstos platos de cuchara! qué buena pinta tiene ese potaje y es verdad que la textura que se consigue con la cocción tradicional no la consigue la olla expres.

    Qué rico plato, te felicito. Besos

    ResponderEliminar
  56. Con el frío que hace que bien me sentaría un plato de ese delicioso potaje ummmm!! la verdad es que apetece un montón solo con ver los ingredientes que le has puesto. Un besazo

    ResponderEliminar
  57. que maravilla de plato, para este tiempo de frio que tenemos es de lo mejor!!!!
    eres una artista, fotografíar este plato y que salga tan divino es toda una matrícula de honor...
    un besote wapa

    ResponderEliminar
  58. Nunca había oido el nombre de jaramagos, pero hasta yo que no soy muy de potajes me comería el tuyo sin rechistar, menuda pintaza y las fotos te han quedado maravillosas.

    un besazo enorme, guapísima y feliz semana

    ResponderEliminar
  59. Teresa, hoy me acuesto sabiendo una cosa más gracias a ti. Jaramagos !!! Nunca había oído hablar de ellos y mira lo que me gusta que me los hayas descubierto.

    Ese potaje me lo comería yo ahora que se acerca la hora de comer y que por estas tierras hace bastante fresquito. ¿No te habrá sobrado nada?

    Bss

    ResponderEliminar
  60. Jaramagos.... no los conocía, aunque me suena haber visto esas vainas antes....
    En cualquier caso, este potaje se ve glorioso, justo el tipo de platos que apetece a todas horas, al menos por estas latitudes.
    Besos y feliz año!

    ResponderEliminar
  61. Siempre apetece un buen plato caliente con estos frios, y desde luego uno así tradicional como el tuyo.Un beso

    ResponderEliminar
  62. Cuantos productos diferentes en cada provincia, verdad!?!?!? yo tampoco había oido hablar nunca de ellos.

    La verdad es que con el frio que hace esta semana apetece muchísimo comer de cuchara.

    Besos.

    I.

    ResponderEliminar
  63. Madre mía, que pedazo de plato, no sabía lo que eran los jaramagos, ni el ñame, la de cosas que se aprenden visitando otros blogs y viendo como, en cada región hay cosas totalmente diferentes, salvando las distancias, me recuerda mucho al potaje gallego con nabizas o grelos, no se por que se me da un aire, jejejeje, uisssss, que he estado leyendo alguno de los comentarios y dices que se puede sustituir por ellos, así que me gusta, lo del ñame ya no se si podré encontrar sustituto, aunque es un tubérculo supongo que su sabor será, como dices tú, especial, así que es más difícil de sustituir, bueno, me encanta tu potaje, calentito, eso entra de maravilla
    Besitos

    ResponderEliminar
  64. Increíble esta receta! me he quedado ojiplática cuando he leído jaramagos, esta hierba la he visto siempre en el campo incluso en el camino que yo hacía de niña hasta el cole, y lo cogíamos para los pájaros, nunca pensé que se usara en la cocina, ya te digo que esto lo tengo que contar en casa, tu plato se ve apetecible total!
    un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaa, son los mismos Carmen, mi padre también se los daba a los pájaros, se volvían locos de contento!!
      En potaje espectaculares, ya me contarás!!
      Besotess

      Eliminar
  65. Tambien es nuevo para mi los jaramagos , me encanta poder descubrir nuevos ingredientes, eso es lo bueno de conpartir
    Bss

    ResponderEliminar
  66. ¡Hola guapísima, cuánto tiempo!. Me encanta volver a tu cocina y encontrarme con este plato, madre del amor hermoso, esto si que es un plato contundente, perfecto para este tiempo. Nunca había oído hablar de los jaramagos. Gracias preciosa,

    www.cocinaamiga.com

    ResponderEliminar
  67. EStos potajes son la bomba,pero que ricos son.Tiene una pinta requeterico.Me apunto lo de los jaramacos,es nuevo para mí.
    Plato trenedón Tesa!

    ResponderEliminar
  68. EStos potajes son la bomba,pero que ricos son.Tiene una pinta requeterico.Me apunto lo de los jaramacos,es nuevo para mí.
    Plato trenedón Tesa!

    ResponderEliminar
  69. Primero de todo: uuufff! Creía que nunca llegaria al final de los comentarios para dejar el mío! Que pasada!!! Cuantos comentarios!!!! Bien por ti!!!

    Nunca antes había oído hablar de esta planta. Supongo que es por lejanía y biodiversidad de cada zona.
    De niña nunca me gustaron los potajes.. pero después de un viaje al norte y probar el cocido montañes, ahora me gustan todos los potajes!
    También me gusta ver la diversidad de potajes por zona, España es muy rica culturalmente, aunque algunos se empeñen en querer una España única, la riqueza de nuestro país reside en su diversidad cultural, y no hay una cultura mejor o peor que otra.

    Ademas quiero decirte que me parece que le has sabido dar muy buen partido a las fotografias. Siempre creo que saber fotografiar un potaje requiere de muy buen gusto para que quede apetecible a la vista.
    Besos, corazon!

    ResponderEliminar
  70. Tesa... ya estoy por aquí y, desde luego para quedarme. Me han gustado especialmente las recetas de tu tierra porque, la cocina canaria es mucho más que papas arrugás con mojo. Gracias por compartirlas. Por cierto... tus fotos también son preciosas!! ;)

    ResponderEliminar
  71. Y no me invitaste. Te la tendré guardada bellaca.

    ResponderEliminar

Tu visita y comentarios me hacen muy feliz y son la esencia de este blog!!!
Por falta de tiempo no participo en premios, memes, ni cadenas, pero muchas gracias por pensar en mí!!!